Espirales con salteado de guisantes y jamón y salsa de mostaza-miel

Hay días que me paso la mañana, incluso la tarde entera, cocinando. A veces porque las ideas se agolpan en mi cabeza, otras; porque me he pasado al hacer la compra y no se donde guardar tanta comida y la mayoría de las veces… porque no me queda más remedio, pues pasar la semana fuera de casa por trabajo se nota mucho en mi cocina.

En esta ocasión os traigo una receta de uno de esos días que cociné de más porque la despensa estaba hasta los topes. Y sin embargo, no es ni por asomo, una receta complicada, con muchas elaboraciones ni ingredientes. Lo que os traigo hoy es una de esas recetas de precocinados o precocidos, que ya os dije (o eso creo) hace un tiempo que iría añadiendo al blog.

Porque muchas veces no tenemos tiempo de cocinar o ganas, pero nos apetece comer bien sin tener que salir corriendo al mercado a por verduras frescas. Al menos yo, tengo días así, y por eso en mi despensa siempre hay latas o botes de verduras, tomates, atún, salsas,… ingredientes que evidentemente son más sabrosos si los compramos frescos, pero que así tardan más en caducar y nos permiten, por ejemplo, comer uno salteado de champiñones rápido en pocos minutos.

Al hacer la compra la semana pasada me encontré con que no tenía espacio en la despensa para guardar algunas de estas conservas y otros alimentos. La culpa, principalmente es que mi despensa es pequeña, y además tenía tres botes, si tres, llenos de pasta.

Hagamos un inciso, me encantan las ensaladas de pasta, las pastas de colores y formas variadas, pero a Juan solo le gustan los macarrones (no lo entiendo, porque al final el sabor se lo aportan el resto de ingredientes, la pasta seca no suele ser sabrosa), así que para conseguir una ensalada de pasta apetecible a su vista, me entretuve una mañana en separar un paquete grande de espirales de colores, y guardar cada color por separado, así creé una ensalada muy llamativa ordenado franjas de espirales de distinto color en la bandeja de servir. Y toda la pasta que no cociné terminó guardada en botes independientes en vez de vuelta a mezclar. Y eso ocupa mucho espacio.

Además en el supermercado Codi, junto a la carnicería, siempre hay una vitrina con salsas preparadas y no puedo evitar comprar alguna. En este caso me traje estas dos:Las salsas de esa marca están riquísimas tanto para servirlas frías en un bol y acompañar una carne o salteado de verduras como para usarlas para cocinar.

Por lo que decidí despejar un poco la despensa con los siguientes ingredientes y elaborar una receta sencilla, de sabor sorprendente gracias a la salsa y sobre todo muy, muy rápida.

Espero que os guste!

INGREDIENTES: (Para 4 personas)

1 taza grande de espirales de tomate y de trigo (amarillos y rojos)

2 dientes de ajo

50 gr de tacos de jamón serrano

1 lata pequeña de guisantes

3 cucharadas de salsa de mostaza y miel

 

Cocer la pasta siguiendo las indicaciones del envase.

Mientras tanto, en una sartén con 1 cucharada de AOVE salteamos los dientes de ajo laminados y los tacos de jamón. Añadimos los guisantes escurridos, dejamos a fuego fuerte un par de minutos removiendo, y añadimos la salsa de mostaza y miel. Después incorporamos la pasta cocida y mezclamos, corregimos de sal y pimienta y listo para servir.

Buen provecho!

 

Nota: la salsa de mostaza y miel la podéis preparar en casa: hervir media taza de agua con 2 cucharadas de semillas de mostaza secas unos minutos y dejar reposar tapado. Cuando temple, ponemos en un cazo el caldo colado de cocer la mostaza y añadimos 3-4 cucharadas de miel suave. Mezclamos y dejamos hervir hasta que espese a vuestro gusto, añadir sal y pimienta blanca molida para acrecentar el sabor.

2 comentarios en “Espirales con salteado de guisantes y jamón y salsa de mostaza-miel

  1. ¡¡Hola Noelia!! Sé que lo lógico es que si te gusta la pasta, te debería dar igual el tipo de pasta que sea, pero entiendo a Juan, a mí también me pasa. Me gusta la pasta, pero no me atrae nada los fideos esos tan tan gordos y tampoco las caracolas de pasta. No sé si son manías, pero es así, eso de masticar en la sopa tanta pasta no me va. O los fideos gordos en los guisos tampoco, y ya ves, luego me como tus espirales con el salteado tan tranquilamente y disfrutando.
    He probado esta salsa de miel y mostaza, está muy buena y es de una excelente calidad, así que ningún problema comer cosas enlatadas de vez en cuando, te resuelven más de una situación. La de cabrales no la he probado, pero esa si que me tiene que volver loca, ¡¡me encantan los quesos fuertes!!
    Ya ves, con cuatro cositas, una receta fantástica en tiempo récord.
    Me encantan tus platitos, por cierto. Besitos y feliz domingo.

    Le gusta a 1 persona

Responder a Cakes para ti Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s