Albóndigas de bulgur y espinacas

Os lo advertí la semana pasada, las espinacas estaban repetidas en el blog, y lo estuvieron en mi mesa dos días seguidos.

Ya se sabe, la comida siempre hay que aprovecharla, y veía la pobre bolsa de espinacas abiertas después de haberme preparado la ensalada de quinoa, pensaba en que no volvería a casa en una semana y me dije: “pues no importa, comemos espinacas dos días seguidos”. Así que esta receta lleva en el ordenador unas semanas para no obligaros a ver tanto verde seguido, jeje.

No puedo prometer que la semana que viene no os vayáis a encontrar con otras hojas o brotes de dicho color en este blog, y es que, aunque el verano esté llegando a su fin, el verde ha sido el color predominante para mi estos meses. Es el primer verano en años que he pasado trabajando cerca de los arrozales que rodean mi pueblo, viendo una manta verde que se funde con el cielo al caer la tarde en una llanura aparentemente infinita, la marisma del Guadalquivir. Y los pocos, pero intensos días de playa que he podido disfrutar también lo he hecho en playas alejadas de asfalto y paseos marítimos, playas perdidas tras infinidad de dunas llenas de vegetación, o calitas al final de senderos verdes, frondosos y maravillosos que llenan cada poro de tu piel de pureza y serenidad.

Por eso, porque el verde ha invadido mi verano y cada lugar ha sido diferente al primero, las albóndigas de hoy, a pesar de compartir su ingrediente principal, las espinacas con la ensalada de hace unas semanas, es una receta totalmente diferente, algo que podréis aprovechar para servir como pincho o picoteo en una cena, que podemos tomar acompañadas de cualquier salsa , si cualquiera, la que más os guste; incluso podemos cocinarlas con tomate y unas verduras o un poco de pollo o jamón para utilizarlas en un almuerzo.

Yo os dejo la receta original que cree con mis espinacas y vosotros decidís como queréis comerlas.

Espero que os gusten!

INGREDIENTES:

1/2 Cebolla

1 bolsa de espinacas frescas (casi entera en mi caso)

1 taza de café de bulgur

1 huevo

dados de queso curado

sal, pimienta negra molida y AOVE y aceite para freír

Un poco de harina de maíz o de trigo

 

Para empezar vamos a hidratar el bulgur siguiendo las instrucciones del envase, en mi caso, usamos el doble de agua que de bulgur, es decir, ponemos a hervir dos tazas de agua con un poco de sal y cuando esté en su mayor hervor añadimos el bulgur, apagamos el fuego y dejamos reposar hasta que absorba todo el agua y se hidrate. Podemos mover un poco de vez en cuando para que los granos superiores no queden duros. Dejamos enfriar.

El segundo paso es pochar media cebolla picada en una sartén y cuando se torne transparente añadimos las espinacas y dejamos cocinar a fuego medio hasta que pierdan todo el agua. Al final casi se ven más los trocitos de cebolla que todas las espinacas.

Mezclamos en el vaso de la batidora o en una picadora el sofrito de espinacas con el bulgur hidratado, añadimos un huevo y trituramos todo junto hasta tener una masa espesa que se deje moldear, aunque sea pegajosa. Probar de sabor y salpimentar al gusto.

Si se os queda demasiado líquida siempre podéis añadir una o dos cucharadas de harina de trigo o de maíz y volver a triturar hasta tener una densidad que nos ayude a hacer bolas.

Volcamos nuestra masa en una fuente y la dejamos enfriar destapada para que espese y pierda el sobrante de humedad, después ponemos en un bol un poco de la harina que hayamos elegido, nos vamos ensuciando las manos con un poco de harina y con la ayuda de una cuchara vamos cogiendo porciones de masa y haciendo bolas de tamaño similar.

En medio de cada albóndiga vamos a introducir un dado de queso curado (esto es opcional) porque en un principio yo las preparé para servirlas solas como aperitivo y el queso le aporta jugosidad y sabor.

Cuando tengamos todas las albóndigas listas solo nos queda calentar la freidora o una sartén honda con aceite abundante para freír y dorar un poco nuestras bolas, que iremos pasando a un plato con papel absorbente.

En mi caso, desde que tengo la freidora de aire de San Ignacio, no he vuelto a utilizar cantidades desorbitadas de aceite, yo solo he calentado mi freidora a 220 grados, he pintado las albóndigas con unas gotas de aceite de oliva y una brocha de cocina y las he cocinado durante 20 minutos, dándoles la vuelta a mitad de la cocción.

Cuando tengamos todas las albóndigas cocinadas podemos servirlas con algunas salsas frías, en pinchos para picar, o cocinarlas en una salsa de tomate casera para un almuerzo por ejemplo, eso como siempre, queda a vuestra elección.

Buen provecho!!

 

2 comentarios en “Albóndigas de bulgur y espinacas

  1. ¡¡Hola de nuevo, Noelia!! Pues a mí no me hubiera importado que repitieras ingrediente, pues me encantan las espinacas y las preparaciones son completamente distintas. Incluso no me hubiera importado comer un poco de ensalada de quinoa con espinacas, y después unas albóndigas de bulgur y espinacas. Hubiera sido una comida muy rica y sana.
    Por cierto, me encanta el color tan bonito que tienen estas albóndigas, y si ya me dices que en su interior, guarda un rico corazón de queso, pues que tiene que ser un placer pegarle un bocado a estas albóndigas.
    Y estupenda esa freidora que tienes, la verdad es que a mí me caen mal los fritos, tengo que comerlos con mucha moderación, y no porque no me gusten, sino porque luego me suele doler el estómago, y con una freidora de este tipo, la fritura es mucho más saludable y un importante ahorro en aceite de oliva. Besitos.

    Le gusta a 1 persona

    • Isa la freidora ha sido todo un descubrimiento, el ahorro en aceite, en limpieza de salpicaduras, en ardores de estómago y sobre todo el ahorro en calorías te permiten cenar un plato de patatas fritas sin remordimiento alguno, jeje.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s