Pan dulce de nísperos

Por creencia y sobre todo por profesión, soy de las que tienden a pensar que en esta vida todo se aprende, o casi todo. Aunque parte de nuestra personalidad venga predispuesta en nuestros genes, esa herencia que nos dejan nuestros antepasados; con los años, la educación y las vivencias nos moldeamos, vamos puliendo esa personalidad y adaptando los genes que nos definían al nacer.

Por herencia, como ya os he comentado alguna vez, soy cabezona hasta más no poder, soy obstinada para lo bueno y lo malo; y gracias a la vida, tengo una familia, amigos y pareja que han aprendido a tener mucha paciencia conmigo. Solo hay una persona (de momento) que no tiene esa paciencia, y soy yo misma.

Cuando me emperro en querer hacer algo y surge en mi ese fuego que dice “si o si” ni yo misma me aguanto. Hace solo unos días que el mes de Junio ha llegado, pues es domingo día 3 cuando estoy escribiendo este post. Y resulta que hace unos días, me quedé sin poder publicar una entrada en el juego de blogueros que organiza Mónica, del blog Dulce de Limón. El ingrediente elegido de este mes fue el albaricoque y como segunda opción, para aquellos que no encontrásemos esta fruta aún en las tiendas, teníamos los espárragos blancos.

Ninguno de los dos ingredientes tuvo la decencia de aparecer en mis tiendas de confianza, ni en las grandes superficies (al menos que yo encontrara) para preparar una receta y participar. Los espárragos blancos frescos no son muy típicos en mi zona, y a parte de los envasados sabía que me iba a ser imposible encontrarlos, y la primera opción, los albaricoques, eran un ingrediente perfecto, pues es de esas frutas a las que le tengo alergia en crudo, pero podría cocinarla y así degustarla una vez al año.

Cuando a pocos días de la publicación mensual aún no habían aparecido ninguno de estos ingredientes en mi cesta de la compra y el cabreo empezaba a ser evidente hasta para la cajera del super, mi chico apareció en casa con una caja de nísperos deliciosamente imperfectos, totalmente naturales y con un olor a fresco… que en vez de hacerme ilusión me hicieron cabrearme aún más, ¡podrían haber sido albaricoques!.

A estas alturas hasta tenía clara la receta que habría cocinado con ellos, pero como no pudo ser y mi interior no podía quedarse de brazos cruzados, hoy, ya lejos de haber participado en el juego de este mes, preparé mi receta, pero con nísperos.

Debo decir que la receta original es, una vez más, de la colección de libros de panes que compré el año pasado. En el libro utiliza fruta deshidratada y endulzada que después hidrata en zumo de naranja. En vez de eso, yo he utilizado nísperos frescos sin nada de zumo, y tras una primera prueba que quedó muy esponjosa, no sabía si usarlo para acompañar el almuerzo o decirle a mi familia que lo untase en mermelada antes de tomar como merienda, pues el pan no era ni dulce ni salado. Así  que hice una segunda versión, añadiendo un poco más de azúcar (la cantidad que os dejo en la receta), para obtener un pan dulce de nísperos, que ha sido toda una delicia.

Espero que os guste!

INGREDIENTES:

500gr harina de trigo

150 gr de nísperos pelados, deshuesados y cortados en dados

100 gr azúcar blanca

250 ml agua templada

15 gr de levadura fresca de panadero o 7 gr de levadura seca de panadero

1/2 cucharadita de sal

 

Verter 100 ml de agua tibia en un bol y diluir la levadura en ella.

En un bol a parte poner toda la harina, hacer un agujero en el centro y añadir la levadura diluida. Mezclar un poco y añadir el azúcar, los 150 ml de agua restante y la sal.

Amasar a mano unos 10 minutos o 3 minutos a velocidad baja en una amasadora. Colocar en un bol engrasado con aceite y dejar reposar 1 hora tapado con un paño limpio y alejado de la luz directa y las corrientes de aire.

Pasado el reposo, la masa habrá crecido, entonces la colocamos sobre la encimera limpia y enharinada, la estiramos un poco o rompemos en varios trozos y vertemos encima los 150 gr de trocitos de nísperos. Ir cubriendo la fruta con masa, y mezclamos, de forma que nos quede una masa con toda la fruta en su interior pero sin amasar demasiado.

Colocamos la masa en el molde donde vayamos a hornear nuestro pan, la cubrimos de nuevo y dejamos reposar otra hora.

Precalentamos el horno a 230 grados, vertemos 1 vaso de agua en la bandeja inferior y colocamos el molde sobre la rejilla del horno a media altura. Hornear durante 45 minutos.

Cuando falten 10 minutos para terminar de hornearse, sacamos el pan, pintamos con agua con una brocha y repartimos un poco de azúcar al gusto por encima. Volvemos a meter al horno y dejamos que termine de cocinarse.

Esperar a que se temple antes de desmoldar y no consumir hasta que esté completamente frío.

Buen provecho!!

2 comentarios en “Pan dulce de nísperos

  1. ¡¡Hola Noelia!! Pues yo hubiera tenido el mismo problema, los espárragos blancos sólo los he visto en conserva, pero frescos nunca, aquí no los venden. Y los albaricoques, la primera vez que los vi, fue la semana pasada y estaban bastante verdes, hasta esta semana no los he podido comer, y aún así, alguno que otro me he comido aún bastante duro.
    Pero bueno, creo que tu pan dulce con nísperos, ha sido igualmente todo un acierto, la pinta es fabulosa, y ver las rebanadas cortadas con esos trozos de nísperos es todo un espectáculo. Ideales para el desayuno, e incluso cuando se quede más reseco, tostadas las rebanadas, no tienen que estar mal, aunque lleven fruta. No dicen que ha que empezar el desayuno con fruta, pues aquí ya la llevamos incorporada.
    Me gustan mucho los nísperos, bueno, la fruta en general, y esta semana también he comprado unos pocos, si me gusta esta época, es porque empieza a venir toda la fruta y nos olvidamos de las del invierno, que, aunque no están mal, ya estaba cansada de ella. Besitos.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Isa, parece que hubieses estado rebuscando en mi cocina, pues eso hice. Congelé algunas rebanadas del pan (del primero que era menos dulce) y las sobrantes las tosté para desayunar cuando empezaron a endurecerse. Así que desayuno de pan casero (lo que más me gusta) y sanísimo con la fruta dentro, jeje.
      Por cierto leyendo tu receta de hojaldre con pollo al ajillo he visto que no soy la única con falta de tiempo, ya lo entenderás en mi publicación de este jueves. Un besote!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s