Crema de guisantes con albóndigas de salmón 

Que miedo tenía a que llegara el día D,  día de cambiar de móvil. Y es que no se si os lo habéis planteado alguna vez, pero el teléfono móvil ha pasado a ser una extensión de nosotros mismos, ya no es solo un aparatejo maravilloso que nos permite llamar desde cualquier sitio y así estar comunicados o pedir ayuda.

No es solo un instrumento para ver dibujos animados y jugar, utilidad que le dan los más pequeños, ni tampoco es un mini ordenador con acceso a internet para poder estar conectado a mil y una redes sociales a cualquier hora y en cualquier sitio.

Es todo eso unido a la ayuda del GPS para no perdernos, a una cámara de fotos para inmortalizar los momentos especiales, un entrenador personal que nos monitoriza mientras hacemos ejercicio, el medio con el que pagar en el super o en las compras desde el sofá; la agenda que te recuerda las tareas del día a día, y no sigo porque la lista sería interminable.

Con el tiempo, vamos archivando y organizando parte de nuestra vida a través del móvil; y cuando llega el fatídico momento en que ese aparato que casi cabe en un bolsillo se estropea sin remedio, todo se vuelve un caos.

Así que para acostumbrarme a las nuevas app, las funciones y hasta los sonidos nuevos he empezado por preparar esta entrada enteramente con el móvil, las fotos, la edición y la aplicación del blog  para móvil.

Lo que el teléfono no puede hacer, de momento, es cocinar. Así que para esta entrada he disfrutado en la cocina preparando dos elaboraciones muy sencillas y que por separado, en distintos platos son deliciosas, pero que juntas han desatado un aluvión de sabor y que seguro repetiré más a menudo.

Espero que os guste!

 

INGREDIENTES: (Para 4 personas)

  1. Crema de guisantes

1 cebolla grande

1 patata mediana

3 tazas de guisantes congelados

AOVE- sal- pimienta negra molida- comino molido

2. Para las albóndigas:

2 lomos de salmón fresco sin piel ni espinas (unos 250 gr)

2 cucharadas soperas de pan rallado

1 huevo

1 cebolla pequeña

zumo de medio limón

harina para rebozar

sal- pimienta blanca molida

Aceite suave para freír

Comenzamos preparando la crema, para ello vamos a picar la cebolla a dados pequeños y rehogarla en una olla a fuego lento hasta que esté transparente. Entonces añadimos la patata pelada y cortada en dados pequeños y los guisantes congelados. Salpimentamos y añadimos una cucharilla de café de comino molido.

Rehogamos unos minutos y cubrimos con agua hasta 1 cm por encima de los guisantes, dejando cocer durante 15 minutos o hasta que la patata y los guisantes estén tiernos.

Reservamos parte del caldo de la cocción (y unas cucharaditas de guisantes y patatas guisados para decorar después) y trituramos el resto con la batidora. Si la crema queda demasiado espesa podemos añadir más caldo hasta que tenga la textura que más nos guste. Rectificamos de sal y reservamos.

*Si queréis una crema de textura fina, podemos pasarla por un chino después de triturarla para eliminar restos de piel o trocitos.

Para las albóndigas vamos a poner en la picadora los lomos de salmón troceados, la cebolla picada, el huevo y el pan rallado, rociamos con el zumo de limón, salpimentamos y trituramos hasta tener una pasta fina con la textura de un paté.

Hacemos bolas, no demasiado grandes para que se cocinen bien por dentro. Las pasamos por harina y las freímos en aceite bien caliente, hasta que estén doradas por todas partes. Las reservamos sobre un papel absorbente para eliminar el aceite sobrante.

Para servir ponemos en unos cuencos la crema de guisantes, unas albóndigas encima y una cucharada de guisantes con patata.

Buen provecho!

 

Anuncios

4 comentarios en “Crema de guisantes con albóndigas de salmón 

  1. ¡¡Hola Noelia!! ¡¡Ay los móviles!! Me toca cambiarlo cada tres años, da igual el que te compres, más malo, más bueno, no duran a penas nada, o ya empiezan a no cargar, se queda sin memoria, se queda sin batería enseguida, no se ven la mitad de los vídeos, y por más que borras, cada dos por tres te avisa que ya no tienes memoria…en fin, que los hacen así para que no pares de cambiar de móvil, ¡¡me da una rabia!! Mi móvil, que sólo tiene un año, he tenido que comprarle ya dos cargadores, más el original que llevaba, tres, ¡¡en un solo año!! Y se ha convertido, por desgracia, en algo tan esencial, que es imposible prescindir de él.
    Mejor hablamos de tu receta, ¡¡que me encantan esas albóndigas!! Y es que me gusta mucho el salmón, mucho, mucho, y creo que nunca lo he probado en albóndigas, ¡¡qué buenas!! Son bastante sencillas de hacer, me tengo que animar a hacerlas. Y muy bien acompañadas de esa crema de guisantes, has conseguido un plato muy completo, además de colorido y apetecible. Una receta de lo más equilibrada. Besitos.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Isa, una semana después del cambio de móvil me sigo peleando con el corrector ortográfico e intentando desinstalar aplicaciones que ni se para que sirven. Las albóndigas son super sabrosas y con estas cantidades salen más de las que pudimos comer en un día así que las probamos con más de una salsa y son muy versátiles. Me alegro que te hayan gustado! Un besote.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s