Juego de blogueros 2.0: Solomillo relleno con brevas y queso azul

Llegado final de mes a esta que leéis no le queda otra que celebrar, es oficialmente verano.  Los escolares están de vacaciones, las jornadas laborales se reducen y el sofocante calor de estas últimas semanas a dado paso a largas tardes de verano donde la brisa y el buen tiempo incitan a disfrutar de la vida.

No hay mejor forma de terminar el mes que con una gran sonrisa, pues estas pequeñas cosas nos alegran el día a día y despiertan, al menos en mí, inquietudes y planes. Se que me repito al decir, que a pesar de haber dejado atrás la época estudiantil hace muchos años, el mes de septiembre me sigue pareciendo el principio de un nuevo año, de poner en marcha proyectos y cambios, y estos, empiezan a gestarse aquí, con la llegada del verano, de más horas de ocio y por lo tanto, mucho tiempo para desear cosas nuevas.

Por eso, hoy me toca daros un hasta luego, este blog se marcha de vacaciones y para no mentir, no se cuanto se alargaran este año. Tengo muchas recetas pendientes de cocinar, varios manuales y revistas de cocina que aún no he analizado en profundidad y demasiadas notas en cuadernos que quiero practicar, por lo que, al igual que el año pasado, las vacaciones blogueras solo serán evidentes en las redes, porque pienso dedicarle a los fogones tantas horas como el día a día me permita.

No son demasiados planes pero ni que decir tiene que el verano da para mucho, y en cuanto me sienta un poco ociosa mi mente empezará a divagar y a crear esos nuevos proyectos para el curso vital que comience en septiembre.

Ahora, sin adelantarnos a lo que el verano nos depare, vamos a celebrar el fin de esta etapa y el inicio del paréntesis veraniego con una nueva edición de Juego de Blogueros, en este caso con el higo o las brevas como ingrediente esencial de nuestra receta.

En mi caso he usado brevas y con suerte, que el calor ha hecho que la higuera de frutos este año antes de tiempo y no he necesitado comprarlas, los higos… esos los disfrutaremos en agosto, cuando las pequeñas bolitas verdes que han nacido en el árbol sean un fruto comestible.

Me encanta la mezcla dulce-salado en la cocina y me ha sorprendido mucho que las brevas estén tan ricas después de cocinarlas, así que antes de ponernos “manos a los fogones” con este plato apto para cualquier celebración, os invito a visitar conmigo las elaboraciones del resto de participantes en este juego, y así descubrir, que han creado mis compañeros. Seguro que os sorprenden como a mí:

Laura y Samuel: aglutina2

Maria José: Aquí se cuece jugando

Elvira: Así se come en Granada

Ana María: Azucarito de Ana

Carabiru: Birulicioso

Fé: Código secreto 280

Vanessa: Divertido y delicioso

Mónica: Dulce de limón

Jose Fernando: El emparrao

Marisol: El menú de mi cocina

Inma: Entre 3 fogones

Raxel: Home and Run

Sandra: Just food lovers

Cristina: De kooking

Ligia: Los dulces de Ligia

Jorge: Master cocinillas

Silvia Ramos: Mis deliciosas tentaciones

Antxon: Muslo y pechuga

Maribel: Piconteando ideas

Natalia: Sabores de Nati

Maryjose: Tapitas y postres

Gisela: Tu hora de la merienda

Silvia A: Una pizca de ná

 

Y ahora sí, vamos con mi receta,

Espero que os guste!

 

INGREDIENTES: (Para 4 personas)

1 solomillo de cerdo ibérico (de unos 400 gr)

200 gr de calabaza limpia cortada en dados pequeños

5-6 higos

1 cebolla blanca grande

60 gr queso azul

½ vaso de vino blanco

½ vaso agua

Sal, pimienta negra recién molida y tomillo

Cortar la cebolla en juliana y pochar en una sartén a fuego medio con 2-3 cucharadas de aceite de oliva. Pasados 3 minutos agregar los dados de calabaza, salpimentar y añadir un poco de tomillo. Dejar cocinar unos 12 minutos, para que la calabaza empiece a reblandecerse, apartamos dos cucharadas del sofrito en un bol que reservaremos para el relleno y añadimos 3-4 higos limpios y troceados con piel al sofrito.

Rehogamos un par de minutos y añadimos medio vaso de agua. Dejamos cocinar hasta que se consuma todo el líquido y la calabaza esté blandita. Reservamos.

Abrimos el solomillo en forma de librillo, salpimentamos por las dos caras, trituramos las dos cucharadas de sofrito que teníamos reservadas y colocamos esa crema en el centro del solomillo. Sobre este repartimos la mitad del queso azul desmenuzado, enrollamos el solomillo para dejar el relleno en el interior, lo sujetamos con palillos de dientes y lo sellamos por todas sus caras, en una sartén a fuego fuerte con unas gotas de aceite de oliva, hasta que esté bien dorado por fuera.

En una cazuela apta para el horno, colocamos el sofrito de calabaza e higos, el solomillo relleno encima, regamos con medio vaso de vino blanco y partimos en cuartos el resto de los higos y los añadimos sobre la carne.

Horneamos a 200 grados durante 20 minutos y antes de servir desmenuzamos el resto del queso azul sobre la cazuela y dejamos que se ablande con el mismo calor de la comida.

Buen provecho!

Anuncios

22 comentarios en “Juego de blogueros 2.0: Solomillo relleno con brevas y queso azul

  1. Un plato muy rico y completito Noelia, me encanta… ojala tuviéramos higos mas meses del año… son tan ricos y versátiles…
    A mi también me gusta la combinación de sabores, y el aporte del queso azul debe de ser delicioso, realmente tendré que probarlo…
    Yo me quejo año tras año del calor… pero cuando veo la previsión del tiempo siempre me acuerdo de ti… porque telita marinera el calor de tu tierra hija mía!!! Así que nada, disfruta al máximo del verano, que sea leve y ya nos leeremos a la vuelta… Besos!!!

    Me gusta

    • Gracias Ligia, la combinación de higos y queso azul está muy rica, tanto me gusta que estuve por preparar unas tostas de pan con brevas, queso azul y un chorrito de aceite de oliva, pero al final me animé a unir estos sabores con una buena pieza de carne. Me alegro mucho de que te guste y ni que decir tiene que seguiré horneando y leyendoos aunque esté de vacaciones! Besitos.

      Me gusta

  2. ¡¡Hola Noelia!! Soy una gran apasionada de los higos y las brevas, ¡¡me encantan!! Aunque me gusta mucho toda la fruta, creo que, sin duda, es mi fruta preferida, eso si, siempre que los higos estén casi, casi, recién cogidos, porque cuando están muy mustios, ya no me van mucho, sobre todo si tienen visitante, uajj. Pero bueno, las brevas si que son limpias 100% y aunque son un poco menos dulces que los higos, me encantan igualmente, y muuuucho.
    Casi siempre he comido los higos y las brevas en crudo, y alguna vez horneadas, pero no así en forma de salsa o guiso, me puede la curiosidad, pero vamos, creo que con la carne tiene que ir genial, y con el queso azul. Los sabores agridulces también me apasionan, así que ya me veo mojando pan en la salsita, je, je. Además, tanto la calabaza como los higos, tienen que dejar la carne muy jugosa, pues suelen ablandar las carnes. ¡¡Una receta 10!!
    Bueno, ya veo que me quedo aquí sola en la blogosfera, todos os vais yendo de vacaciones. Yo aún aguantaré, pues como siempre, ahora es cuando más tiempo libre tengo para dedicarle al blog. Yo me iré a principios de agosto, y creo que volveré a finales de septiembre o un poco antes, así que ya nos veremos a la vuelta. ¡¡Disfruta el verano a tope!! Besitos.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Isa! Llevo un par de semanas pensando en cuando dar vacaciones al blog, y el mal hacer ha decidido por mi. No se que ocurre que ultimamente la comida siempre tiene fallos, reconozco que algunos solo los veo yo, pero aún así he pensado que sería buen momento para coger vacaciones y así no andar corriendo con las recetas si se me estropea alguna y me puedo coger días inesperados de vacaciones sin dejar colgada una publicación. De todas formas os seguiré leyendo aunque no publique. Un besote!!

      Me gusta

    • Gracias Mónica, es todo un alago viniendo de alguien a quien no le gustan los higos!!! La verdad es que el dulzor que aporta al plato, en su justa medida, es estupendo. Supongo que en tu hamburguesa habrá pasado lo mismo, porque se come con los ojos!! Un besazo

      Le gusta a 1 persona

  3. Que rico me parece una combinación genial, me encantan el solomillo relleno y en cuanto puedo lo preparo, esta idea se ve con el toque dulce ummm .
    No te preocupes si no nos vemos por aquí si te mueves por facebook, twitter o instagram nos encontraremos seguro.

    Le gusta a 1 persona

  4. Septiembre siempre olerá a inicio de algo. Más que enero, si me apuras. No sé por qué, pero a mí también me pasa. Es más radical el cambio de vacaciones a la vida normalizada que el paso de navidad… Creo que es por eso.
    Con respecto al solomillo…. uauuuuuuuuuuu yo quiero!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s