Pasteles de bulgur y merluza rellenos

¿Habéis cocinado alguna vez por mero aburrimiento?

Así surgió la receta de hoy.

No hubo momento de inspiración, ni intención previa de cocinar, solo me encontré con un rato ocioso y una necesidad imperiosa de ocupar el tiempo y me metí en la cocina.

No es la primera vez que me ocurre esto, alguna tarde en casa, de esas sabáticas en las que el resto del mundo está combatiendo el calor bajo el aire acondicionado o viendo una película cubierto con una manta invernal, a mi me empieza a picar un gusanillo por dentro que me pide que me levante y me active.

En esas circunstancias en las que salir a la calle para combatir el aburrimiento no es buena opción, como por ejemplo una tarde de sábado con lluvia intensa y unas ráfagas de viento de las que no te libras ni aunque te ancles al suelo, me meto en la cocina y guarreo.

Porque cuando estoy aburrida no cocino porque una idea se haya implantado en mi lóbulo frontal y tenga una necesidad imperiosa de probarla, cocino para compensar al gusano que me hizo levantarme del sofá y las cosas que se me ocurren no son gastronomicamente correctas, de estos momentos faltos de lucidez han surgidos lasañas de chocolate, ñoquis de pimentón, empanadas de rellenos imposibles, galletas que más que sabrosas eran laboriosas.

Pues bien, en uno de esos momentos de arrebato “no-culinario”, tuve al menos la claridad mental de intentar que el invento surgido de mi cocina fuese sano y diese salida a unos filetes de merluza que tenía en la nevera para cocinar en la cena. Y este fue el resultado: unos pastelitos o empanaditos … no se muy bien como deberían llamarse, que además de sabrosos son muy suculentos y sanos.

Espero que os guste!

INGREDIENTES:

1 taza de café (de 200ml) de bulgur

3 filetes de merluza pequeños, sin piel ni espinas

6-8 barritas de surimi

100 gr de queso crema

Sal-pimienta negra molida- cilantro picado- ralladura de limón- laurel

Salsa mayonesa para acompañar

 

Hervir un litro de agua aproximadamente en una olla con un puñado de sal, pimienta negra y una hoja de laurel. Cuando arranque a hervir cocer en ella los filetes de merluza, entre 4 y 6 minutos. Reservar el pescado sobre un escurridor para que se enfríen y suelten todo el agua.

Colar el caldo de haber cocido el pescado e hidratar el bulgur siguiendo las instrucciones del fabricante con este caldo en vez de agua. En mi caso, era bulgur de grano fino, por lo que no necesitaba cocerse, solo un proceso de hidratación: poner dos tazas del caldo hirviendo colado en un bol, añadir el bulgur y dejar hidratar durante 12-15 minutos, o hasta que haya absorbido todo el agua.

En un bol desmigar el pescado, mezclarlo con el bulgur hidratado, añadir una cucharada de ralladura de limón, media taza de cilantro fresco picado y mezclar bien. Reservar.

Triturar en la batidora el queso crema con las barritas de surimi, hasta tener una crema espesa, salpimentar al gusto.

Precalentar el horno a 230 grados con calor arriba y abajo y disponer la bandeja de horno cubierta de papel vegetal.

Ahora montamos los pasteles con la ayuda de un aro de emplatar. Colocamos una base de masa de bulgur y merluza (unas dos cucharadas) bien prensada dentro del aro para que mantenga su forma, colocamos una cucharada sopera del relleno de queso y surimi y cubrimos con otra capa de bulgur y merluza hasta tapar por completo el queso. Sacamos el aro con cuidado y montamos en siguiente pastel.

En total a mi me han salido 5,  pero llenan mucho, así que podéis hacerlos más bajitos y que os de para 6 o 7 pasteles.

Cuando tengamos todos los pasteles en la bandeja horneamos aproximadamente 25 minutos, o hasta que veamos que la capa exterior del pastel se empieza a dorar.

Servir calientes acompañados de alguna salsa ligera o una mayonesa. En este caso me sobró un poco de relleno, así que mezclé dos cucharadas de relleno de queso con una cucharada sopera de mayonesa y otra de leche para aligerar la textura y lo utilicé como salsa para acompañar.

Buen provecho!

 

 

Anuncios

7 comentarios en “Pasteles de bulgur y merluza rellenos

    • Jajaja he leido primero la segunda parte del mensaje y no te entendía!! Estaré pendiente de ese reto. Me alegro de que te gusten porque a pesar de la mala pinta de la masa inicialmente, estaban muy ricos. No me atreví a usar ingredientes más sabrosos o meterme en una empresa mas laboriosa por si el bulgur al final no nos gustaba, pero los disfrutanos mucho y por eso los he compartido. Un pastel diferente y sabroso, besitos!!

      Me gusta

  1. ¡¡Hola Noelia!! Recién he probado la quinoa, y veo que ahora me tengo que apuntar también al bulgur. Este si que no lo he probado, pero tampoco lo he visto por el super, supongo que tendré que fijarme más, pues en un super grande, seguro que si lo venden.
    No sé del sabor del bulgur, si me gustará o no, supongo que si, pero el resto de ingredientes, son riquísimos, y otra manera distinta de comer merluza.
    A mi también me encanta cocinar los días de lluvia y viento, la pena es que como suele ser invierno, casi nunca estoy en casa y en verano, que es cuando estoy en casa, si hace mucho calor, pues tampoco es que me apetezca mucho cocinar. A mi lo que más me apetece siempre es hornear, y siempre algo dulce, je, je, y claro, no es para todos los días. Pero me encantaría estar un sábado por la tarde en casa con mal tiempo fuera y yo con el horno a toda pastilla oliendo algo rico en él, qué pena, nunca puedo hacerlo, los sábados siempre trabajo, pero bueno, espero poder hacerlo algún día y me daría super satisfecha si me sale del horno algo tan rico como estos pasteles, que aunque son salados, también me gustan. Besitos.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Isa!! La idea de cocinar los sabados lluviosos se puede pasar al domingo… porque este invierno, aquí al menos, parecía que el sol solo asomaba de lunes a viernes. De todas formas, en estas tardes de cocina repentina también suelo hacer dulces, menos mal que esta vez se me ocurrió algo menos azucarado. El bulgur es la primera vez que lo uso, por eso no quería usar muchos ingredientes… por si no me gustaba el sabor. Tiene un olor muy dulce a cereal tostado pero si te olvidas de eso el sabor no es tan intenso. La próxima lo usaré en algo dulce o con carne de sabor masa fuerte que creo que casará mejor. Al menos los pastelitos estaban ricos y nos dio para dos cenas. Besos!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s