Souflé de champiñones y langostinos

El dicho es que “a la tercera va la vencida” y puede que sea verdad, pero en este caso, yo os voy a presentar un souflé en el segundo intento. (Espero que el tercero quede aún mejor).


El souflé es una elaboración un tanto delicada, pues no lleva levadura y la proporción de harinas con respecto al resto de ingredientes es muy pequeña. Gracias a eso el resultado es esponjoso y cremoso al mismo tiempo, con una superficie crujiente y dorada, unos bordes abizcochados y un interior muy ligero y aireado.

El problema no está en la preparación de la masa y si controlamos bien el horno que tenemos en casa, tampoco hay problema en el horneado, entonces ¿por qué os cuento que es delicado? Pues porque el problema viene al final, cuando el olor de nuestro souflé dulce o salado ha inundado nuestras cocinas y abrimos el horno y la magia desaparece, el grandioso copete de nuestros moldes individuales se viene abajo y la ilusión se esfuma.

Para que esto no ocurra, he encontrado algunos consejos en una revista (el nº 37 de Saber cocinar) y los he seguido al pie de la letra, además he adaptado los ingredientes de uno de los souflés que aparecen en el mismo número de la revista y puedo decir, que esta vez, aunque el resultado no tenga copete, los souflés han subido y mantenido casi al completo el inflado que tenían al salir del horno.

Espero que os guste!

INGREDIENTES:

3 huevos

450 ml leche

120 gr queso rallado

150 gr champiñones

50 gr langostinos pelados

50 gr mantequilla con sal

40 gr maicena

2 cucharadas de AOVE

sal-pimienta negra molida-perejil picado – nuez moscada

Limpiar los champiñones y trocearlos en dados pequeños.

Calentar el aceite en una sartén y cocinar en ella los champiñones hasta que pierdan toda el agua.

Pelar, limpiar y trocear los langostinos muy pequeños, añadirlos a la sartén, salpimentar, añadir un poco de perejil fresco picado y cocinar unos minutos más el conjunto. Reservar.

En un cazo tostar un poco la maicena, añadir la mantequilla y remover hasta que se disuelva y tengamos una pasta sin grumos. Añadir la leche en un hilo constante, sin dejar de remover.

Cuando la leche esté integrada añadimos el queso rallado y seguimos removiendo a fuego medio aproximadamente 10 minutos o hasta que la crema espese.

Retiramos del fuego, añadimos el sofrito de champiñones y langostinos, mezclamos bien, probamos y rectificamos de sal y pimienta. Añadimos una cucharilla de café de nuez moscada y las 3 yemas de los huevos. Mezclamos bien hasta tener una bechamel densa y uniforme.

A parte, montamos las claras de los huevos con una pizca de sal hasta tener un punto de nieve muy terso.

Precalentamos el horno a 180 grados con calor arriba y abajo.

Dejamos la bandeja del horno dentro, para que se vaya calentando también.

Añadimos las claras montadas a la bechamel y ligamos con la ayuda de una espátula con movimientos envolventes y suaves, hasta que se integre por completo.

Engrasamos unos moldes de cerámica individuales (o de cristal aptos para el horno), espolvoreamos pan rallado por el interior con cuidado de cubrir todo el fondo y las esquinas del molde si las tuviera.  Rellenamos con la masa hasta las 3/4 partes. Limpiamos bien los bordes y damos unos golpes para asentar la masa y alisar la superficie.

Horneamos 25- 30 minutos sobre la bandeja del horno,  hasta que nuestros souflés hayan subido y la superficie esté dorada.

Servir inmediatamente.

Buen provecho!

Anuncios

6 comentarios en “Souflé de champiñones y langostinos

  1. ¡¡Ay los dichosos souflés, Noelia!! la verdad es que de rabia, que inflen tan bien en el horno y los saques y ¡¡plof, ja, ja!! Pero claro, no pasaría nada si es para casa, pero cuando encima le tengas que hacer una foto (una, y otra, y otra…), pues que no hay ya quién resista eso y el pobre souflé se va a la porra, ja, ja. Menos mal que la mayoría te entendemos, y una vez lees los ingredientes, ya ni reparas en si eso se va a desinflar cuando lo sacas del horno o no. ¡¡Porque miran que están buenos todos estos ingredientes que has elegido para hacer el souflé!! Bueno, a mi, por lo menos me encantan, champiñones, langostinos, queso y esa bechamel tan rica…¿a que sólo eso ya sabe a gloria? ¡¡Son deliciosos, Noelia!! ¡¡Me encantan!! Besitos y feliz finde.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias!! No me gusta mentir subiendo al blog fotos perfectas de recetas que no quedan bien. Podría haber hecho las fotos corriendo junto al horno en cuanto se cocinaron y tenían tanto copete como una magdalena jugosa, pero la verdad es que del horno a la mesa pierden un poco de volumen. Eso sí, siguen siendo jugosos y esponjosos por dentro, no como el primer intento que hice en dulce y bajó tanto la masa que los tuve que tirar, estos so se pueden comer a gusto. Un beso!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s