Tarta de chocolate y toffee

La entrada de hoy no es apta para todos los públicos, siento comenzar así pero no quiero que nadie termine de leer esta entrada y sienta que ha perdido el tiempo.

Si no eres muy, pero que muy chocolatero, esta tarta no es para ti.

Si no te gusta el sabor del caramelo, esta tarta no es para ti.

Si estas a dieta… tampoco te recomiendo leer la receta.
Pero si hoy es el día en que has decidido darte un capricho, a ti  y a los tuyos, o sorprender a algún apasionado chocolatero, o simplemente buscas una merienda o postre (para los más golosos) que te suba al cielo con el primer bocado y que frene al angelito del hombro derecho que grita “eso debe ser pecado”… entonces no dejes de probar esta tarta.

Hasta yo repetí un trozo, y eso que prefiero preparar dulces a comerlos, pero en este caso y con el tiempo que llevaba queriendo crear una tarta así, me he dado un atracón en toda regla. Hace muchos meses que me enamoré de unas fotos en pinterest de tartas muy, muy negras, con el bizcocho negro y un relleno de cacao muy oscuro, cubiertas con fondant negro y una de ellas con cobertura de chocolate negro; “la noche en estado puro” hubiese titulado a algunas de esas tartas.

Desde entonces he buscado muchas recetas de tartas a base de solo chocolate o chocolate y caramelo, chocolate y turrón… vamos rellenos y bizcochos de color negro o casi. Y como pasa siempre, (leí una reflexión similar en un blog hace poco, no recuerdo cual), estaba enfocando mal la idea, lo mejor es coger los ingredientes que quieres poner en tu tarta, exprimir y adaptar las recetas con las que aciertas a menudo y crear la tuya propia. Y aquí nos vemos, saciando el antojo de toffee que desde el miércoles pasado me ronda por culpa de estas deliciosas trufas del blog Cake para tí, que su autora, Isabel, preparó para la pasada entrada y que os animo a probar (como todas las recetas de su blog) porque son a cual más rica; y cumpliendo mi deseo de montar una tarta muy negra y cargada de chocolate.

La tarta me ha dado algunos problemas, pero que nadie se asuste, es muy fácil de preparar, el caso es que hace tiempo que no me involucraba con la repostería y no tenía ganas de pasarme horas recolocando moldes y utensilios, así que he utilizado un molde de aluminio para bizcochos que tenía a mano, en vez de uno desmontable para tartas y he abierto el bizcocho en dos capas con un cuchillo largo en vez de buscar (aún me pregunto donde estará) la lira para cortar tartas. Por lo que la capa superior del bizcocho se me ha roto y la presentación me ha quedado un poco… tosca.

Incluso me planteé no subirla al blog y buscar otra opción para hoy, pero al probarla, umh, era imposible no compartirla con vosotros.

Espero que os guste!

INGREDIENTES:

1.Para el bizcocho:

200 ml nata especial cocina (18-20% materia grasa)

160 gr chips de chocolate negro (o en onzas especial para fundir) 250 gr harina de trigo

4 gramos levadura tipo Royal

1 cucharadita de café de bicarbonato

1 cucharadita de café de sal

160 gr aceite de girasol

140 gr azúcar

2 huevos L y dos yemas

1 cucharada rasa de esencia de vainilla

2. Para el toffee:

50 gr azúcar blanco

200 ml nata

3. Para el relleno:

La mitad de la crema de toffee

40 gr chocolate negro especial para fundir

Comenzamos con la preparación del bizcocho, para lo que vamos a necesitar un molde apto para el horno redondo de 24 cm de diámetro (podemos usar uno desmontable). Lo engrasamos y reservamos.

Precalentamos el horno a 180 grados con calor arriba y abajo.

En un cazo calentamos la nata y añadimos los 160 gramos de chocolate, yo he utilizado chips especiales para fundir de Valor al 60% cacao pero podemos usar cualquier chocolate para fundir de buena calidad. Removemos de vez en cuando hasta que el chocolate esté fundido y tengamos una crema espesa de chocolate. Reservamos para que se atempere.

En un bol batimos el azúcar con el aceite hasta que el primero se disuelva por completo y la mezcla empiece a blanquear.

Entonces añadimos los huevos de uno de uno, mezclando bien hasta que se integre antes de añadir el siguiente. Y repetimos el proceso añadiendo de una en una las dos yemas de huevo.

Ahora incorporamos la vainilla y volvemos a mezclar.

Recuperamos el cazo con la crema de chocolate y nata y vertemos la mitad sobre los huevos batidos.

Mezclamos bien hasta integrar por completo.

En otro bol mezclamos los ingredientes secos, es decir, la harina, el bicarbonato, la sal y la levadura.

Añadimos la mitad de los ingredientes secos a la masa y mezclamos hasta integrar.

Repetimos el proceso, agregando el resto de la crema de cacao y después el resto de los ingredientes secos.

Mezclamos hasta tener una crema homogénea y vertemos la masa en el molde engrasado que teníamos reservado.

Horneamos aproximadamente 40 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo en el centro del bizcocho este salga limpio. Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Cuando el bizcocho esté frío lo abrimos por la mitad para tener dos capas de igual tamaño. Reservamos.

A continuación preparamos el toffee, es muy sencillo pero hay que hacerlo con cuidado pues si nos pasamos de cocción puede tomar un sabor amargo y estropearnos la tarta. Yo no tengo termómetro de alimentos así que lo vamos a preparar “a ojo”. Vertemos el azúcar en un cazo limpio y bien seco, de forma que cubra todo el fondo. Ponemos al fuego a temperatura media y dejamos calentar, sin mover ni mezclar hasta que el azúcar se funda por completo.

(No toméis de referencia el color de la foto que ha quedado más oscura de lo que estaba el caramelo en realidad).

En este punto veréis que los bordes tienen un color amarillo más tostado y en el centro el caramelo aún es transparente, ese es el momento de añadir la nata.

La diferencia de temperatura entre los dos ingredientes va a hacer que la nata hierva violentamente y que el azúcar se enfríe y endurezca, por lo que lo mejor es calentar un poco la nata (en el microondas, por ejemplo) antes de verterla sobre el caramelo, y hacerlo con cuidado para que no salpique y no nos quememos.

Una vez añadida la nata, ponemos la mezcla de nuevo al fuego y vamos removiendo despacio hasta que el caramelo que se ha endurecido al contacto con la nata vuelva a disolverse y tengamos una mezcla ligera de color marrón suave. Entonces dejamos hervir unos 5-6 minutos a fuego medio o hasta que tenga el espesor que más os guste.

Cuando la salsa de toffee esté lista, reservamos la mitad en un bol y añadimos el chocolate de cobertura a la otra mitad, mezclando hasta que el chocolate se disuelva e integre por completo.

Ahora que ya tenemos todos los elementos solo nos queda montar nuestra tarta.

Extendemos la crema de chocolate y toffee sobre la base del bizcocho (es mejor hacerlo cuando aún está la crema caliente porque al enfriar espesa mucho) y tapamos con la capa superior.

Regamos la superficie de la tarta con la salsa de toffee que habíamos reservado y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Yo he aprovechado las grietas que me surgieron al cortar el bizcocho para verter por ellas parte del caramelo.

Buen provecho!

 

Anuncios

8 comentarios en “Tarta de chocolate y toffee

  1. ¡¡Hola Noelia!! Te confieso que vine a ver ayer por la tarde a ver tu receta y me fui con un mono que hacía tiempo no tenía. Te visité en mi ratito que tengo entre clase y clase y que aprovecho para merendar. ¡¡Una triste naranja!! Y a esa hora de la tarde, que es cuando más me apetece algo dulce y si es chocolate mucho mejor, ¡¡me veo esta tarta que sólo con leerla se te hace la boca agua. Y si, es que existen esos momentos que te comerías a placer una tarta negra, chocolateada donde se te olvida lo pecaminosa que puede ser y mientras te la comes, es como si te elevaras al cielo. Y bueno, no será las típicas tartas de pinterest tan perfectas, pero seguro que no tienen nada que envidiar en sabor. Por cierto, yo también soy un desastre cortando tartas, no me sale ninguna recta, así que me compré una lira hace unos meses y no la he estrenado aún y eso que siempre me ha hecho mucha falta, y ahora que la tengo, no he hecho ninguna tarta para cortar. Mira que siempre pasa igual, cuando la tienes no la usas, y cuando no la tienes la necesitas.
    Con los postres yo sigo la línea que nos dices, tunear algo que sabes que funciona y a partir de ahí ir haciendo los cambios. Y cuanto más practicas, mejor sale. Y eso que al principio pensaba que era incapaz crear algo por mi misma. Unas veces funciona y otras no, pero cada vez son más los aciertos.
    Muchas gracias por citar mi blog y que mis trufas te crearan la necesidad de hacer algo con chocolate y caramelo. Viendo lo ricas que me quedaron, también me entraron ganas de hacer una tarta con chocolate y toffee, pero la mía sin horno, para más adelante, cuando ya no vaya apeteciendo tanto encender el horno. Espero que me quede bien, de momento está en mi cabeza, ya veremos.
    Bueno, te agradezco que me hayas endulzado hoy de esta manera, yo babeo cada vez que veo algo muy chocolateado, y eso que he probado algunas tartas que hasta de tan chocolateadas me han parecido muy, muy empalagosas, sobre todo las que llevan poco azúcar que casi amargan, pero me llaman poderosamente la atención. Tu bizcocho, para mi, tiene el azúcar justa, y con esa mezcla de toffee, esto tiene que ser pecado divino. Besitos.

    Le gusta a 1 persona

  2. A mí no me importa pecar, jajajajaja, aunque sea de envidia al ver esta tarta y no estarla comiendo yo.
    Yo tengo una receta de tarta MUY negra en el blog, es la típica de Tarta Guinness y la verdad hasta me asusté la primera vez pensando que se me había quemado por encima, pero no. Y encima está de morirse de gusto, eso sí, es una bomba calórica de destrucción masiva. xD

    Le gusta a 1 persona

  3. Hola Noelia: pues por muy tosca que te parezca el sólo hecho de combinar chocolate con caramelo ya me da ganas de ir a preparar una!!!
    Y tengo un montón de tabletas de chocolate postres. Antes de que por mi casa parezca que ha pasado una demoladora creo que la haré.
    Un beso grande guapísima.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Patri, seguro que en rus manos será toda una obra de arte. Esta es de esas recetas que haces sin pensamiento de compartirla, solo para degustarla en casa un día cualquiera, pero como hago fotos de casi todo lo que cocino y estaba tan rica… no me resistí a subirla. Un besote!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s