Mi tarta colibrí

Ha llegado un año más, el ciclo anual se va cerrando y nos acercamos a la época en la que más fechas señaladas hay en el calendario.20161111_165127 Es toda una costumbre, una tradición o simplemente una norma social adquirida, que a estas alturas del año se nos acumulen los eventos, uno detrás de otro.

En estas fechas tiramos más que nunca de calendario , rotuladores de colores o marcadores en la agenda del móvil para organizar todos los eventos y tareas que tenemos por delante antes de que acabe el año; y hacemos malabares con las fechas y horas del día para poder disfrutar de todos y cada uno de estos planes.

Comienzan los debates para decidir que día celebraremos esa comida con amigos antes de que acabe el año, marcar en el calendario el día de las actuaciones escolares navideñas, pedir tardes libres en el trabajo para poder ir de compras o al menos para llegar a tiempo al estreno del alumbrado navideño o encendida del árbol. Las comidas de empresa, los amigos invisibles,… y un largo eccétera.20161111_165457

No todos tendremos pendientes estas citas, algunos colmaremos la agenda más que otros, pero no podemos negar, que son (para cada uno las suyas) fechas especiales a remarcar.

En este caso, obligada por las circunstancias y porque tengo unas necesidad terrible de hacer planes y salir, a mi todas las fechas se me van a amontonar en una o dos semanas. Sigo pendiente de que me quiten la escayola para poder hacer vida independiente, que no tengan que llevarme de un lado para otro o ayudarme a cargar las bolsas de la compra, y por lo tanto, sigo esperando a poder hacer y acudir a todos los planes que surjan de aquí a fin de año.

Tantas ganas tengo de deshacerme de esta “pata de palo” que desde hace días solo pienso en todas esas cosas que podré hacer (si no hay imprevistos) a partir de fin de mes, que se me ha pasado una bonita fecha que todos los años celebro con vosotros, el cumpleaños de este blog.20161111_165410

Así es, hace unos días este espacio cumplió tres añitos y en la pasada entrada se me olvidó por completo comentarlo. Es difícil que me olvide de tal fecha, pues el blog cumple años un par de días después del cumpleaños de mi amiga Ana, y eso sí que es un día imposible de olvidar. Fue precisamente el viernes pasado, tras felicitarle el cumpleaños, cuando me acordé que el blog también se iba haciendo mayor, y como nunca es tarde para celebrar, he pensado que hoy sería un buen día.

Es la primera tarta que preparo desde que tengo la tibia rota y aunque no he podido hacer fotos del paso a paso, vais a ver que a pesar de llevar muchos ingredientes, es muy sencilla de hacer. Lo mismo ocurre con la decoración, me era casi imposible trasladar “cachibaches” hasta el patio para que esta tarta luciera más en la mesa, aún así, ya os anuncio que desde que preparé el bizcocho por primera vez hace un par de semanas, esta se ha convertido en mi tarta favorita, compartiendo podium con la tarta de zanahoria, que por cierto no he preparado nunca para el blog.20161111_165533

La tarta colibrí consiste en un bizcocho cargado de fruta, con una textura húmeda y muy esponjosa; y una cobertura a base de crema de queso. Hay muchas versiones sobre la misma y podemos montarla tipo Layer Cake, cortando el bizcocho en 3-4 capas y rellenando con crema de queso. Otra opción es preparar el bizcocho en un molde cuadrado o rectangular, repartir la crema por encima y después cortar en dados que podemos servir como pasteles individuales.

Yo prefiero en este caso, mucho bizcocho y poca crema, porque creedme si os digo, que es uno de los bizcochos mas sabrosos que he probado en mi vida. La receta original lleva piña en almíbar, plátanos, coco fresco rallado y nueces troceadas en la masa, además se prepara con azúcar moreno para darle un color más tostado al bizcocho.

Pero mi receta no es la más fiel a la real, en primer lugar he sustituido el azúcar moreno por azúcar blanco y disminuido la cantidad en comparación con la que aparece en el libro de recetas: Repostería. Cocina práctica, de Todolibro, que es de donde he sacado la base para hacer mi propia tarta. También he cambiado la piña en almíbar por piña en su jugo, mucho más fresca y menos dulce. El coco, los que ya me conocéis os habréis imaginado que también lo he sustituido, pues no me gusta, y en este caso he puesto ralladuras cítricas y un poco de zumo de naranja. En mi receta tampoco hay nueces (no puedo comerlas) pero si os gustan y queréis añadirlas solo hay que trocear media taza de nueces peladas y añadirlas a la masa al final.

Y ahora tras tanta modificación, os dejo con la receta para el tercer cumpleaños de este blog y la promesa de intentar no olvidarme para el año que viene.

Espero que os guste!

INGREDIENTES:

200 gr de piña triturada con su jugo

225 gr harina de trigo

6 gr levadura

½ cucharadita de bicarbonato

1 cucharadita de canela molida

1 cucharadita de jengibre molido

180 gr azúcar blanco

Ralladura de una naranja mas su zumo

Ralladura de un limón

340 gr puré de plátano (unos 3-4 plátanos)

2 huevos L batidos

180 ml aceite girasol

Para el glaseado: 50 gr mantequilla, 160 gr queso crema, 220 gr azúcar glass, 1 cucharadita de esencia de vainilla

Triturar la piña con su jugo y reservar 200 gr.

Triturar los plátanos hasta tener 340 gr de puré.

En un bol tamizar la harina con el bicarbonato y la levadura, añadir la canela, el jengibre y el azúcar y mezclar bien.

Sobre los ingredientes secos verter el puré de plátano, la piña triturada, el aceite, el zumo de naranja, las ralladuras y los huevos ligeramente batidos. Mezclar todo con una varilla de mano, hasta que la masa quede homogénea.20161111_140324

Engrasar un molde para tartas desmontable de 24 cm de diámetro, forrar con papel vegetal.20161111_141050

Verter la masa en el molde y hornear a 180 grados durante 40-45 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio. Si a mitad de la cocción la superficie se pone muy dorada, cubrir con papel de aluminio hasta el final de la cocción.

Enfriar sobre una rejilla.

Para el glaseado, batir con las varillas eléctricas la mantequilla blanda con el queso crema y la vainilla. Cuando tengamos una crema homogénea y brillante ir añadiendo el azúcar glass poco a poco sin dejar de batir, hasta que tengamos una crema consistente. Dejar enfriar en la nevera para que se endurezca un poco.

Cubrir el bizcocho con la crema de queso, dejar enfriar un poco más y desmoldar la tarta.20161111_165518

Buen provecho!

Nota: la tarta hay que guardarla en la nevera para que la crema de queso no se estropee, en un taper bien cerrado o en una lata; y el bizcocho aguanta tierno y jugoso hasta 4 días.

Sacarla de la nevera media horita antes de comer para que no esté tan fría y su sabor sea más intenso.

Anuncios

13 comentarios en “Mi tarta colibrí

  1. Hola Noelia!!! Pero qué bonita!!! Me encanta como la has decorado, qué presentación tan bonita!!! Me gusta la decoración de las tartas no muy recargadas pero que queden armoniosas y esta lo es.
    Pues nunca he probado esta tarta y también le tengo ganas pues lleva muchos ingredientes que encantan, aunque tú hayas sustituído la mitad, Ja, Ja. Pero las recetas hay que adaptarlas al gusto de cada uno, y como yo no tengo problema con ningún dulce tu versión también me encanta.
    Además, la semana pasada también fue mi cumple, no del blog, sino propio, así que me merezco un buen trozo de esta tarta tan jugosa, me lo llevo.
    Besitos y feliz cumple-blog.

    Le gusta a 1 persona

    • Feliz cumpleaños con retraso!! Me alegro que te guste porque a pesar de lo simple del montaje me costó mucho sacarlo a la mesa. En realidad solo he cambiado el coco eso si, por dos rayaduras distintas y un poco de zumo hasta sumar el mismo peso que el coco, y las nueces las hubiese cambiado por otro fruto seco pero no tenía en casa… en fin, sea esta u otra versión te animo a probarla porque es deliciosa!! Un besazo.

      Me gusta

  2. Hola Noelia, muchas felicidades por tu tercer aniversario.
    La tarta te ha quedado preciosa con esos pequeños detalles, me encanta el cartel.
    Estoy deseando hacerla, todavía no la he horneado y eso que es un clásico.
    Las fotos preciosas.
    Un besazo y de nuevo enhorabuena!!!!!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Wuauu Noe que buena pinta tiene, jugosa y mucha fruta, a mi me gusta de todas las maneras que la prepares, me pongas lo que me pongas me lo como, ya ves tengo buen saque jejeje. La tengo que probar en casa que no les gusta el bizcocho seco y termino congelando pero éste me parecen un borrachín con pintaza ;))
    Feliz cumple blog y que cumplas muchos mas y lo veámos besss

    Le gusta a 1 persona

  4. Yo tambien la tengo colgada en el blog, la verdad es que no la he repetido más veces, pero esa combinación de sabores y aromas es una verdadera pasada, está deliciosa, y eso que de vista no parece más que una tarta normal y luego deja sorprendido verdad? Tiene muy buena pinta Noe!

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Mireia! No la había visto antes, hasta que encontré la receta en un pequeño libro de repostería del que estoy enamorada y la verdad es que estoy de acuerdo contigo, parece un bizcocho normal con una cobertura para poder llamarlo tarta pero es una delicia. He preparado el bizcocho ya 4 veces, sin cobertura ni nada y es que se conserva genial y es perfecta para merendar o el desayuno. Un besote!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s