Caldo verde portugues con jamón

La vida te da sorpresas y no siempre son de las buenas. Pero como últimamente parece que he encontrado la fórmula mágica para darle sentido a todo lo malo… o para tomarme con una filosofía positiva todo lo que ocurre a mi alrededor, cumpliremos el dicho y “al mal tiempo, buena cara”.20160922_131245


El domingo pasamos un día estupendo con unos amigos, uno de esos domingos que sin tener nada de especial se quedan contigo y te recuerdan que las buenas costumbres no deben perderse. Salimos a media mañana a disfrutar del buen tiempo, comer en uno de los muchos restaurantes que mi localidad ofrece y disfrutar de la nueva cultura del gastrobar que está invadiendo los antiguos locales y mesones de la zona. No podía faltar una buena merienda, en una confitería de esas que te quedas pegado al mostrador, cual niño pequeño, sin saber que dulce elegir y después -para disfrute de grandes y pequeños- unas copas en una terraza en el centro de un gran parque, donde los mayores pudimos relajarnos y disfrutar de la conversación y las confidencias mientras el peque corría y saltaba con otros niños en la zona de juegos.

Una tarde idílica, de las que extrañaba mucho, pues desde que vivimos fuera, los domingos con amigos se han reducido bastante.

A esta salida hay que añadir que el punto final de la velada no fue tan agradable como esperaba… y es que soy torpe, muy torpe. No os lo he contado nunca pero soy de esas personas que se tropiezan dos y tres veces con la misma piedra, literalmente. Mi hermana y yo tenemos un don para chocarnos por la calle, tropezar con escalones y otros. Pues en este caso el tropiezo no fue mi culpa. Resulta que la terraza donde estábamos tiene el suelo cubierto de césped artificial y que junto a la barra, oculto tras una manta de césped perfectamente liso, había un agujero.

No hace falta deciros que metí el pié dentro, me doble no uno, sino los dos tobillos y acabé sentada en el suelo durante un rato, con un dolor en el pié izquierdo que no paraba de crecer.

Ante la inflamación de mi tobillo y viendo que el dolor no descendía, fuimos al médico de urgencias: una venda, unas recomendaciones y un: -por si acaso, venga usted por la mañana a hacerse unas radiografías.20160922_131216

Pues nada, lunes por la mañana, cual obediente paciente, me voy (me llevan) al médico y sorpresa: la tibia rota. Pero el desastre no termina ahí, lo peor es que llega el momento de poner la escayola, y yo que nunca me he roto ni una uña, acabo con una férula desde el dedo gordo hasta la ingle. Aún no entiendo que necesidad había de cambiar mi pierna por una “pata-palo”, pero aquí estoy, con la planta baja de mi casa transformada en un zafarrancho de combate para que no me falte de nada cerca durante el tiempo que estoy sola y haciéndome consciente de la cantidad de cosas que hago o hacía todos los días y a las que a veces no le daba importancia.

Ya sabéis que hace algunos años, tras varios empleos de muy mala calidad y ante el ascenso de mi pareja, que ahora tiene mejor puesto pero que trabaja muchísimas horas al día, yo dejé de trabajar. No fue una decisión definitiva, sigo buscando empleo y formándome en todo aquello que me gusta y que me puedo permitir, pero me volví un poco más selecta con las ofertas y entidades en las que solicito empleo.

El caso es que esta decisión no siempre me ha echo sentir bien, hay épocas del año en las que creo que me he perdido a mi misma, etapas en las que no me valoro lo suficiente por haber decidido, temporalmente ser ama de casa.

Pues hoy, sentada en el sofá con mi “pata-palo” como única compañía y haciendo malabares para poder asearme, calentarme la comida que mi querida mami me ha traído porque no puedo estar de pie en la cocina; y viendo como cada hora, hay más trastos a mi alrededor, más hojas en el patio, mas platos en el fregadero… y sufriendo por todo el trabajo que Juan va a tener cuando llegue a casa, me doy cuenta de que mis tareas laborales no remuneradas Sí son importantes, Sí aportan mucho a mi hogar y necesitan de horas de dedicación al día.20160922_131021

Pasar tantas horas sin poder moverme me está enseñando mucho sobre mi misma y como no sirve de nada desesperarse… os dejo una de las recetas que tengo guardadas en el tintero y que es ideal para este otoño, que por fín, parece haber llegado a Andalucía.

Una crema típica de Portugal, muy sencilla de preparar, sabrosa y que podemos acompañar de carne o pescado, como más os guste para tener un menú completo.

Su nombre original es caldo verde, aunque la textura no es líquida, sino un poco espesa. En mi caso, y como me encantan las cremas, la he espesado más de lo normal y la he preparado con tacos de jamón (lo que tenía en casa aquel día) aunque la receta original se cocina con chorizo. Si optáis por esta segunda opción, utilizar un chorizo no muy graso, o hervirlo unos minutos antes, en un cazo con agua para eliminar la grasa sobrante.

blog-1

Foto original de María Estevez www.alsurdelsurweb.wordpress.com

Y mientras vosotros cocináis… yo dejo reposar en alto mi “pata-palo” leyendo un poco. En este caso, si os gusta la buena fotografía, el sur de España y el turismo natural, os recomiendo pasaros a leer y disfrutar conmigo del blog alsurdelsurweb, es el blog de mi hermana y aunque el sitio aún es joven, su blog promete convertirse en un lugar para soñar.

Espero que os guste!

INGREDIENTES: (para 6 personas)

200 gr col verde rizada (col gallega)

1 kg de patatas arenosas

4 dientes de ajo

2 cebollas

100 gramos tacos de jamón

sal- pimienta

AOVE

En una cacerola calentamos un chorrito de aceite de oliva, añadimos 2 dientes de ajo enteros partidos, cuando empiecen a dorarse incorporamos los tacos de jamón y la col rallada muy fina. Rehogamos a fuego fuerte un par de minutos y reservamos.20160922_121219

En la misma olla, añadimos una cucharada más de aceite de oliva y pochamos a fuego medio los otros dos dientes de ajo pelados y laminados junto con las cebollas picadas finas.

Cuando la cebolla esté transparente añadimos las patatas peladas, lavadas y troceadas en gajos del mismo tamaño.20160922_121236

Mezclamos bien, ponemos un poco de sal y pimienta molida y cubrimos de agua hasta 1 cm por encima de las patatas. Dejamos hervir hasta que las patatas estén cocidas y el caldo se haya reducido a menos de la mitad.

Trituramos el caldo con la batidora. Debe quedar la textura de un consomé ligero, por lo que si está demasiado espeso le añadimos un poco de agua natural.20160922_123908

Cuando la sopa tenga la densidad deseada, volvemos a ponerla al fuego, le añadimos la col rehogada con el jamón (antes habremos quitado los dientes de ajo enteros del primer salteado). Mezclamos bien para que la col se incorpore a la crema y probamos de sal.20160922_130832

Buen provecho!

Nota: Tened en cuenta si la preparáis con antelación, que la crema al enfriarse espesa un poco más, por lo que tendréis que añadir un poco de agua antes de calentarla o dejarla algo más líquida al principio.

Anuncios

10 comentarios en “Caldo verde portugues con jamón

  1. ¡¡Hola Noelia!! ¡¡Pues vaya mala pata has tenido de verdad!! Tiene que ser horrible estar tan escayolada y tan limitada. Espero que sea muy breve, y pronto puedas tener mejor movilidad si te cambian pronto el vendaje, por lo menos. Supongo que tampoco podrás cocinar con libertad y todo lo que hagas será una odisea. ¡¡Ufff, me pongo en tu caso y me da algo!!
    La verdad es qué poco valorado es el trabajo del ama de casa, hasta nosotras no llegamos a valorarlo cuando por algún motivo u otro no trabajamos fuera de casa. Pero la realidad es que es un trabajo invisible, pero que hay que hacerlo y sólo se nota cuando no lo hacemos, y nadie lo valora cuando se hace. Y tan necesario, y qué poco valor le damos. Yo tengo muchas amigas que trabajan y que les encantaría ser amas de casa, pero que sus economías no se lo permite y no pueden dedicarse exclusivamente a ello. Y algunas tienen carrera, pero prefieren ser amas de casa. Sobre todo las que tienen niños, que les cuesta mucho pasar tantas horas fuera de casa. Además, que a cada uno le vienen las cosas como le vienen, y hay que adaptarse a ellas si o si. En mi caso, cuando estoy trabajando, me gustaría ser ama de casa, y cuando llegan mis tres meses de vacaciones, el último, ya tengo ganas de empezar a trabajar, ja, ja. Y vuelta a empezar.
    Había visto más recetas de este caldo verde portugués, que yo no conocía. Todos decís que está muy rico. Creo que yo lo preferiría menos espesos, pues me gustan los caldos un poco líquidos, pero por lo demás, tiene muy buena pinta con ingredientes muy naturales y sanos. Besitos y ánimo con la recuperación.
    Por cierto, he visto el blog de tu hermana, ¡¡qué fotos tan bonitas!! ¡¡Paradisíaco!! ¡¡Y tu hermana es guapísima!!

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Isa!! Mi hermana es… bueno que puedo decir yo, si es la única que tengo y siento pasión por mi niña, jeje; amor de hermana. El caldo verde es muy rico, incluso el que venden en ollas de plastico en los super está muy bueno y como me encanta toda la comida clásica portuguesa… pues otra receta para el bolsillo. En cuanto a la pierna… es difícil describir la que formo para hacer cualquier cosa, si pudiera doblar la rodilla todo sería un poco más cómodo pero no apoyar en el suelo una pierna que no puedes flexionar me está resultando muy complicado. Cada vez que abro una puerta o cajón de la cocina tengo que saltar hacia atrás para no darme y necesito hacer malabares para mantener el equilibrio sobre una pierna cuando necesito trasladar algo con las dos manos… vamos, que me miro en el espejo con mis posturitas y me rio yo sola.
      Se a que te refieres con esas amigas con niños a las que les cuesta trabajar fuera de casa, tengo amigas en ese caso. Yo por mi parte era feliz trabajando, soy técnico de formación y me encanta ese trabajo, a veces creo que nací para gestionar cursos y centros, ya cuando estudiaba la carrera y mis compañeros pensaban en opositar para orientador yo decía que el único puesto que me gustaba dentro de un instituto era el de director o gerente, tenía claro que los recursos humanos desde el ámbito educativo era lo que quería, pero en 2012 saltó a la palestra la corrupción en los cursos de formación en Andalucía y se perdieron los presupuestos… tras eso, las empresas privadas de formación solo quieren gestores que se pasen 10 horas al día haciendo de comercial para vender cursos, y me temo que el único trabajo que me niego a realizar es el de convencer a alguien de que pague por algo que podría conseguir gratuitamente… así que empecé a trabajar en puestos varios con malas condiciones y peor salario hasta que dijimos “se acabó”. Si tengo la oportunidad de volver a la formación lo haré con los ojos cerrados, la pierna escayolada y yendo en autostop si fuese necesario porque lo añoro muchísimo, mientras tanto cuido mi casa, estudio, ayudo en un centro social, doy técnicas de estudio y soy la ayudante oficial de mi familia (médicos, organización de eventos, compras, …)
      Es bueno querer siempre mas de la vida pero disfrutando de lo que ya se tiene. Un beso enorme.

      Me gusta

      • Estoy totalmente de acuerdo contigo sobre los comerciales, yo tampoco sirvo para convencer a alguien para que compre o pague algo que ni yo misma creo. No hay que justificarse por trabajar en casa, la vida viene como viene, y lo importante es ser feliz con lo que se tiene, y si algún día se puede mejorar, pues se hace, y si no surge la oportunidad, tampoco se acaba el mundo por ello. Besos y ¡¡a recuperarse!!

        Le gusta a 1 persona

  2. Eres la mejor pata palo! nosotras y nuestras caídas furtivas! ajajajaja gracias por hablar de mi humilde blog
    Por cierto menuda pinta rica tiene el caldo, ya podía yo tener tu don para la cocina tambien y no el que tengo de sobrevivir a base de pasta, arroz y latas de atún y caballe del sur!

    besitos

    Le gusta a 1 persona

    • Jajajaja, cada una tiene lo que tiene, yo me adjudicaba tu habilidad para la aventura, tu independencia y vitalidad… y por la comida no te preocupes… este fin de semana vamos a tener comida casera de “la mama” las dos, jeje. 😘😘

      Le gusta a 1 persona

    • Gracias Maribel!! Intente qie en las fotos tuviera el mejor aspecto posible, porque reconozco que el fuerte de esta crema no es precisamente su aspecto, pero su sabor es delicioso y es una opción muy sana para las cenas de otoño. Llevo casi una semana con la escayola y empiezo a desesperarme, pero la verdad es que no me dejan hacer practicamente nada, me estan cuidando mucho así que no puedo pedir más, un besote y disfruta del finde!!

      Le gusta a 1 persona

  3. Hola guapa! Espero que tu pié ya este bien, yo también soy bastante torpe en ese sentido, de hecho en mi casa me llaman ‘raspamargaritas’ en sentido de que levanto muy poco los pies del suelo cuando ando y por eso me tropiezo tanto…. Cierto que las buenas costumbres no deben perderse, y menos aun las que incluyen relaciones sociales porque son vitales para vivir feliz, y lo mismo con el trabajo, hay que tener uno que nos de felicidad al levantarnos cada día, y no que nos amargue la existencia…
    A todo lo demás, a disfrutar, que ahora los calditos apetecen muchísimo con este fresquito, y este tiene buenísima pinta!

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias Mireia!! Mi pie va mejor, ya puedo apoyarlo sin ver estrellas del dolor, y eso me deja un poco de movilidad para hacer cositas… ya mismo estoy cocinando aunque sea apoyada en la muleta! Nunca había oído la palabra “raspamargaritas” pero creo que te la voy a copiar, pues eso unido a que mi centro del equilibrio debe estar desviado, me define bastante bien, jeje. El caldo es muy sabroso y suave, se puede comer templado o muy caliente así que es perfecto para esta época. Un besazo y gracias por pasarte!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s