Ensalada de quinoa y trucha

Hay veces, que tengo tantas ganas de hacer algo que el momento propicio parece no llegar nunca.20160519_135800

Eso me pasa mucho con el blog, tengo introducciones guardadas de momentos de inspiración, que deseo publicar, y para las que nunca encuentro el momento apropiado, y guardo en la despensa ingredientes que deseo probar para los que no encuentro la receta adecuada.
Por lo que hoy he querido quitarme un lastre de encima y atreverme a hacer un plato sencillo con uno de estos ingredientes: la quinoa.20160519_135546

Hace un tiempo, en una de esas incursiones furtivas al supermercado, en las que no necesito comprar nada y me dedico a mirar productos, leer etiquetas, tomar ideas… compré un montón de cosas para cocinar: sal del Himalaya, sal negra,  caviar de Pedro Ximenez, noodles, varias salsas asiáticas… y entonces me topé con una bolsa de quinoa.

De un tiempo ha esta hoy la veo por todas partes, que si es un super alimento, que si tiene un sabor diferente y muy rico, que sirve para muchas elaboraciones. Pues nada, otra cosa más a la despensa que habrá que investigar como cocinarla.20160519_135913

Para empezar, utilicé una porción pequeña para cocinarla, siguiendo las indicaciones del fabricante y así comprobar el tiempo de cocción que más me gustase, la textura, el sabor y la capacidad de absorber otros sabores.

Tras dichas comprobaciones debo decir que la apariencia y textura van de la mano, cuando los granos de quinoa se abren, por mucho que intentes dejarlos al dente, quedan un poco apelmazados, se adhieren unos a otros, y de ahí la facilidad de hacer hamburguesas o masas con quinoa. Aún así, cuando los utilizas en ensalada, al aliñarlos se sueltan un poco y no dan sensación de pastoso en la boca.

En cuanto a su sabor, es prácticamente inapreciable, es como comer arroz con cascara. Es decir, a penas sabe a nada, por lo que el resultado del plato dependerá del resto de ingredientes que utilicemos. De ahí, que se pueda utilizar tanto en platos salados como dulces.20160519_140206

La única característica común con este cereal/semilla, es que siempre debemos cocerlo antes de poder comerlo.

Así que, después de varias semanas pensando, planeando e imaginando la receta que haría con este alimento tan de moda, hoy me he encontrado con que la primavera lluviosa y húmeda ha dado paso a su otra cara más agradable: sol y unos gloriosos 30 grados que han logrado que mi estómago gritara pidiendo comer solo una ensalada.

Y eso es lo que he decidido hacer con la quinoa: una ensalada muy fresca, suficientemente contundente para tomarla como plato único y con una salsa de limón para chuparse los dedos.20160519_140023

Espero que os guste!

INGREDIENTES: (Para 2 personas)

1 taza pequeña de quinoa

1 pepino

80 gr de trucha ahumada

un puñado de canónigos

zumo de 1 limón

2 cucharadas de mayonesa

2 cucharadas de mostaza de Dijon (suave, sin semillas)

1 cucharada de vinagre de vino

2 cucharadas de miel

1 cucharadita de café de sal y otra de pimienta negra molida

100 ml aceite de oliva virgen extra.

En primer lugar vamos a cocer la quinoa, siguiendo las instrucciones que aparecen en el envase: en mi caso, lavar muy bien bajo el chorro de agua fría, después cocer durante 15 minutos en abundante agua hirviendo, pasar a un colador y volver a lavar con agua fría.

Dejamos en un colador para eliminar el sobrante de agua y que se atempere.

Mientras se cuece la quinoa, podemos preparar la salsa de limón. Para ello ponemos en un bol el zumo de un limón grande colado, añadimos el vinagre y la miel y mezclamos bien hasta que la miel se disuelva.

Después agregamos la mayonesa, mostaza, sal y pimienta, y volvemos a integrar.20160519_131345

A continuación vamos integrando el aceite en un hilo mientras batimos con un tenedor o unas varillas hasta que este se incorpore totalmente y la salsa quede perfectamente ligada. Reservar en la nevera hasta el momento de servir.

Ya solo nos queda montar la ensalada:

Cortamos los filetes finos de trucha ahumada en tiras.

Lavamos y secamos muy bien el pepino, y cortamos tiras largas y finas con la ayuda de una mandolina o un pelador de patatas.

Lavamos y secamos bien los canónigos.

Ponemos en la fuente de servir una base de canónigos, encima la quinoa mezclada con las tiras de trucha ahumada, decoramos con las tiras de pepino y regamos con un poco de salsa de limón.

O podemos presentar una ensalada deconstruida, es decir, presentar cada uno de los ingredientes por separado, como he echo en una de las fuentes que os muestro en las fotos, eso sí, en este caso, poner un poco de salsa sobre la trucha para que no se seque antes de llegar a la mesa.

20160519_135705

Buen provecho!

Nota: el montaje de la ensalada queda a vuestro gusto, aunque para que  se mantenga fresca, os recomiendo servir la salsa a parte y que cada comensal se ponga la cantidad que prefiera antes de comerla.

Anuncios

11 comentarios en “Ensalada de quinoa y trucha

  1. ¡¡Hola Noelia!! No es que me haya olvidado de ti, es que desde el jueves por la mañana ya no me he podido conectar a internet, pero debido al trabajo que tengo, es casi finales de curso y ahora es cuanto más trabajo tengo, pero la recompensa llegará dentro de un mes con mis esperadas vacaciones. 🙂
    Es verdad que últimamente la quinoa está por todo el mundo blogger sin parar, y siempre hablando muy bien de ella. Yo aún no la he probado, antes no la veía por los super en los que suelo comprar, pero ya ha hecho su incursión en ellos también. No tenía ni idea a qué podría saber, pero con tu explicación me ha quedado bastante claro, creo que entonces, tampoco me disgustaría, y está bien eso de que le vaya bien a casi todo.
    Me gusta tu ensalada, aunque confieso que me gustan todas, pero las salsas que llevan miel y mostaza me encantan, yo las uso mucho, sobre todo en verano, y le da un sabor riquísimo a las ensaladas, así que esta de quinoa de hoy, sé cierto que me gustaría para hacerla muchas veces. Me encanta el colorido que le da los canónigos y la trucha ahumada, y mira que las ensaladas es otras de las cosas que es difícil fotografiar, por lo menos para mi, y tú le has sabido sacar la mejor cara. Besitos y feliz semana.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Isa por tus palabras y sacar tiempo en estas fechas para visitarme!
      Pensé que las fotos serían un desastre, pero si cortamos las verduras con cuidado, luce hasta la ensalada. Aunque confieso que a la hora de comer lo mezclo todo con la vinagreta y la vista se pierde, jeje. Pero hay que aunar sabores. Besitos!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s