Tarta de cumpleaños de limón y queso

Se dice que al mal tiempo, buena cara. Pues precisamente es lo que hicimos el domingo en mi fiesta de cumpleaños.20160507_193441

Un grito de bienvenida, mi cara de sorpresa, una banda de feliz cumpleaños, un par de collares de flores, un Daikiri con su cañita tropical… Así comenzó la fiesta.
Una celebración de estilo hawaiano, organizada en el porche cubierto de la parcela de mis padres (el tiempo no permitía estar al aire libre). Guirnaldas de flores colgando del techo, muñecas hawaianas decorando las paredes, flecos imitando faldas playeras rodeando las mesas, un fotocol de chiringuito en la playa.

Como cocktail de bienvenida, daikiris y mojitos; para picar: empanadas varias, tortilla de patatas, montaditos de queso fresco y pavo, ensalada tropical con piña, un variado de quesos. Y un almuerzo a base de filetes y hamburguesitas a la plancha, acompañadas de cabrillas picantes, todo regado con distintos vinos: ribera, vino blanco frizzante, cava azul, cerveza, refrescos de sandía y limón y té helado.

Para el postre, piña natural, dados de nectarinas, fresas y frambuesas.

Y una merienda con café, capuccino, chocolate caliente y por supuesto la tarta.20160507_193307

Tarta que no degustamos hasta haber oído y disfrutado de un cumpleaños feliz cantado a voz en grito por toda mi familia y haber soplado las velas con los ojos cerrados y pidiendo un deseo, ¡como debe ser!.

Con todo esto y un montón de regalos, pusimos al mal tiempo muchas sonrisas, sonoras carcajadas, lagrimas de placer, muchas fotos (a cual más estrambótica) y un día repleto de cariño y felicidad para comenzar los 35.

No puedo más que volver a dar las gracias a mi madre y a mi Chari por organizar la mejor fiesta de cumpleaños que he tenido en mucho tiempo, y a mi familia por estar presente para compartir tan bonito día conmigo.

Antes de empezar con la receta, necesito pediros disculpas por la falta de fotos y la mala calidad de algunas de ellas. En el proceso fue difícil coger la cámara, o tan siquiera encontrarla entre tanto cacharro como había rodando por mi cocina, y a la hora de hacer algunas fotos de la tarta antes de llevármela a la fiesta tuve que correr mucho porque empezaba a llover y no quería estropearla. Aún así, he echo todo lo posible por poder mostraros como preparé esta tarta que lleva bizcocho de limón, lemon curd y crema de queso; y que desde el domingo se ha convertido en una de mis tartas favoritas.

Quería prepara una Layer cake, que al corte siempre sorprenden y con tantas capas de crema y cobertura se mantienen jugosas por más tiempo (por si sobraba). Pero después pensé que todas las tartas que hago son siempre redondas… y yo quería una cuadrada. Así que uniendo estos dos conceptos y tomando prestadas un par de recetas a las que añadir mi toque personal, aquí os dejo una tarta de 5 pisos que fue la encargada de soportar mis velas.20160507_193645Espero que os guste!

INGREDIENTES: (Para una tarta de 20 porciones)

1.- Bizcocho:

4 huevos L

160 gr azúcar moreno

200 ml aceite de oliva suave

200 gr harina de trigo especial para repostería

8 gr de levadura tipo Royal

Ralladura y zumo de 1 limón grande

La receta del bizcocho la he sacada del blog The Sweetest Taste, de la entrada: tarta de limón y buttercream de merengue italiano.

He sustituido el azúcar blanco por azúcar moreno y reducido la cantidad, pues la original me parecía demasiado dulce, además he usado huevos grandes y no medianos.

Así lo he echo:

Batir los huevos con las varillas eléctricas hasta que estén espumosos.

Agregar poco a poco el aceite sin dejar de batir.20160506_140412

Cuando esté totalmente integrado añadir el azúcar y seguir batiendo.

Mezclar la harina con la levadura para que el impulsor quede dispersado en la harina y después tamizar la mezcla sobre la masa.

Seguir batiendo hasta que la harina esté integrada y no queden grumos.

Añadir ahora la ralladura de la piel de limón y el zumo de limón (unos 70-80 ml). Volver a batir para incorporar.20160506_135931

Engrasar un molde de silicona cuadrado de 20X20. Verter la masa en el molde y dar unos golpes pequeños para que las burbujas suban a la superficie.

Dejar reposar la masa unos 20 minutos para que las burbujas se rompan y el bizcocho no quede con demasiado aire en el interior y nos permita después cortarlo en capas sin que se rompa. Mientras tanto precalentamos el horno a 180 grados con calor arriba y abajo.

Pasado el tiempo de reposo, hornear el bizcocho entre 30 y 40 minutos, dependiendo del horno. A partir de los 30 minutos de cocción vigilar que la superficie no se dore demasiado y pinchad con un palillo en el centro para comprobar si está cocido, si el palillo sale limpio ya podemos sacar el bizcocho del horno, si no dejar hornear 10 minutos más, y si la superficie empieza a estar dorada cubrir esos últimos 10 minutos, con papel de aluminio.

Cuando tengamos el bizcocho fuera del horno, dejaremos enfriar unos 5 minutos en el molde y después volcamos sobre un papel vegetal que tendremos colocado sobre una rejilla. Dejar enfriar por completo a temperatura ambiente y reservar cubierto con un paño limpio y húmedo hasta el momento de su uso.

Mi tarta tiene 5 pisos, por lo que he horneado 2 bizcochos iguales, de cada uno he sacado 3 capas para la tarta (me ha sobrado una, con la que hice los pastelitos que veis en las fotos).20160507_193356

2.- Crema de limón o lemon curd:

4 huevos L

200 gr azúcar blanca

100 ml de zumo de limón

80 gr mantequilla sin sal a temperatura ambiente.

Esta crema se cuece al baño María, por lo que necesitamos poner a hervir agua en una olla y disponer de un bol que soporte altas temperaturas (un cazo o un bol de cristal gordo) y que sea un poco más pequeño que la olla para hacer la cocción.

En el bol de cristal ponemos los huevos junto con el azúcar y el zumo de limón, batimos con unas varillas manuales hasta integrar todos los ingredientes y colocamos el bol sobre la olla de agua hirviendo.20160506_131547

Dejaremos cocinar hasta que la crema espese y se blanquee un poco; entre 7 y 15 minutos, sin dejar de remover con las varillas en ningún momento.20160506_132829

Cuando la crema espese retiramos del fuego y si os han quedado grumos la pasamos por un colador. Una vez colada, le añadimos la mantequilla troceada y mezclamos con una espátula o cuchara de madera hasta que la mantequilla se derrita e integre en la crema. 20160506_133209Dejar enfriar y después guardar en la nevera en un tarro de cristal o en un bol con tapa hasta el momento de su uso.20160506_133654

 

3. Almibar:

50 ml ron blanco

50 ml agua

1 cucharada sopera de agua de azahar

100 ml azúcar

Hervir en un cazo a fuego medio el ron junto con el agua y el azúcar, mezclando para que esta se disuelva. Cuando 1/3 de la mezcla se haya evaporado, retiramos del fuego, añadimos el agua de azahar, mezclamos y dejamos enfriar.

4.- Crema de queso:

500 gr queso crema

250 gr mascarpone

250 gr mantequilla sin sal

300 gr azúcar glass

Esta crema es una adaptación de la receta de cheese cream que aparece en este post: Rellenos y coberturas para tartas y cupcakes, del blog Gallecookies, me encanta este blog, he probado varias de sus recetas en casa y las cremas son fantásticas. En este caso, como no soy muy amiga de los excesos de mantequilla, he utilizado su receta original, duplicando las cantidades y añadiendo el mascarpone, sin incrementar la cantidad de mantequilla ni de azúcar.

Trocear la mantequilla a temperatura ambiente a dados y colocar en un bol junto con el azúcar. Mezclar con las varillas eléctricas hasta tener una crema lisa y blanquecina sin grumos. Añadir el queso y volver a batir hasta tener una crema fina y homogénea. Reservar en la nevera hasta el momento de utilizar.

MONTAJE DE LA TARTA:

Si al preparar el bizcocho mezclamos bien todos los ingredientes, el bizcocho ha debido subir en igual proporción y no tendrá copete, si no es así, lo primero que debemos hacer es rebajarlo para que el bizcocho sea igual de alto por todos lados.

Una vez igualado, cortamos cada bizcocho en 3 capas del mismo grosor. Ya tenemos 6 capas de bizcocho. Recordad que yo solo he usado 5.

Preparamos la bandeja sobre la que vamos a servir la tarta, forrando los bordes con papel de aluminio, de modo que cuando coloquemos el bizcocho encima, sus bordes queden sobre el papel de aluminio.

Ponemos unas gotas de crema de limón en la base de servir y sobre ella colocamos la primera capa de bizcocho. Como esta va a ser la base de la tarta, es mejor utilizar una de las rebanadas que corresponden con la base del bizcocho, porque será mas consistente que las demás, la ponemos con la miga hacia arriba y pintamos toda la superficie del bizcocho con el almibar, con la ayuda de una brocha de cocina.

Con una espátula, mezclamos un poco la crema de queso, que estará muy endurecida de la nevera y extendemos una capa de medio centímetro aproximadamente sobre el bizcocho, sin dejar huecos y llegando hasta los bordes. Sobre ella repartimos una capa de lemon curd, que al ser más cremosa se extiende bien por encima de la crema de queso.20160507_180056

 

En la segunda capa me equivoqué y puse la crema de limón antes que la de queso, por eso en esta foto solo véis crema amarilla.

Ponemos una segunda capa de bizcocho sobre las cremas y repetimos el proceso,con cuidado que los bordes queden lo más alineados posibles. Podéis ayudaros de un aro de emplatar del mismo tamaño que la tarta para ir cuadrando las capas de bizcocho, y si lo hacéis a ojo como yo, ya arreglaremos las pequeñas imperfecciones con la cobertura.

Tras cuatro capas de bizcocho-crema, cubrimos con un último bizcocho a modo de tapa.

Repasar los bordes con un cuchillo, por su alguna capa de bizcocho sobresale por algún lateral y hay que cortar un poco para igualar los bordes y que queden rectos.

Con una espátula repartimos una primera capa de crema de queso al rededor y por la superficie de toda la tarta. Es lo que se llama, una capa recoge migas, de esta forma las migas de bizcocho sueltas quedarán adheridas a la tarta.

Meter la tarta en la nevera durante al menos media hora para que esta capa se endurezca.

Después repartimos el resto de la crema de queso por toda la superficie con una espátula creando una cobertura blanca y lisa que no deje a la vista nada de bizcocho.20160507_193555

Y ahora solo tenemos que decorar este enorme cubo blanco como más nos guste. En mi caso, quería que las velas de mi 35 cumpleaños resaltaran, por lo que solo le he puesto unos fideos comestibles de colores por los laterales y una franja en la superficie.

Os dejo la única foto del corte de la tarta que he conseguido salvar para que veáis como queda por dentro:

20160508_185300

Buen provecho.

Nota:

Para hacer los pastelitos de las fotos, corté la capa de bizcocho sobrante en dos rectángulos iguales, usé uno como base, lo mojé en el almibar puse una capa de crema de queso y otra de crema de limón. Tapé con el otro rectángulo y cubrí la superficie y los laterales con más crema de queso. Después corté el pastel resultante en 4 rectángulos iguales.

Anuncios

16 comentarios en “Tarta de cumpleaños de limón y queso

  1. ¡¡Muchísimas felicidades, Noelia!! ¡¡Ya veo que la fiesta de cumpleaños fue una super fiesta!! Qué pena que el tiempo no acompañara, pues la temática apetecía disfrutarla fuera, pero seguro que no fue impedimento para que la disfrutarais a tope. Y en cuanto a comida, el menú era fantástico, aunque ya sabes que yo me quedo con la tarta, ja, ja. Además, a mi me encanta la crema de limón, junto con el chocolate, es uno de mis sabores preferidos para los postres. Me ha gustado que cambiaras la forma, tartas redondas hay muchas, pero cuadradas hay menos y para las fiestas son ideales, pues se pueden cortar mucho mejor para repartir. De ver lo bien que quedó tu fiesta, me dan ganas de ponerme a celebrar algo, sea lo que sea, ja, ja. Besitos.

    Le gusta a 1 persona

    • Muchisimas gracias Isa!!
      Cualquier excusa es buena para celebrar, no importa si la fecha es poco relevante. La parcela de mis padres no es muy grande y se parece poco a una casa de vacaciones, pues en ella ha un gallinero, el huerto, un limonero, un peral, un paraguayo, 2 ciruelos…
      Pero con los años mi padre ha ido añadiendo cositas para que podamos pasar allí el día y celebrar fiestas. Tenemos una pequeña casita (si le puede llamar así pues es un espacio único) con cocina y un porche casi mas grande que la casa. Con techos de madera y cristalera al exterior. También hay un pequeño baño exterior y le hemos robado al huerto un terreno llano donde en verano ponemos cesped artificial, unos sillones y mesa echos de palets, las tumbonas y la picina. Tenemos sombra de un cañizal que preside el centro de la parcela y tiene mas de 5 metros de alto y era ahí donde debería haber estado montada la fiesta pero con la lluvia todo quedó trasladado al interior. Aún así lo disfrutamos mucho y la tarta encantó a todos. Hubo que contenerse para no repetir y poder guardar unos trozos para los que no pudieron venir. Un besazo!!

      Me gusta

    • Gracias Maribel!! La fiesta debía ser veraniega pero como no acompañaba el tiempo mantuvieron la temática aunque en el interior. La tarta fue todo un acierto, gustó mucho a todos y yo super orgullosa viéndolos disfrutar con ella. 😘😘

      Le gusta a 1 persona

  2. Muchas Felicidades!!!!! Menudo fiestón más animado tuviste y eso que hacía mal día. Nadie mejor que tu familia para prepararte algo así. Me alegro de que disfrutaras tanto.
    Mmmm limón y queso suena demasiado bien.
    Seguro que estaba buenísima.
    Un beso.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s