Magdalenas de limón y sirope de arándanos con ciruelas pasas

Este domingo es mi cumpleaños, cumplo 35 años.20160504_175055

¿¡Vaya tela!? ¿35?

Hace unas semanas miraba esas dos velas, que ahora me toca a mi soplar, en  la tarta que le hice a mi mejor amiga y no me creía que ya hayamos llegado a este número. Si hace solo unos días (o eso me parece a mi) bromeábamos diciéndonos viejos unos a otros por estrenar la treintena.

No se muy bien si es porque no me siento una mujer de 35 años, o porque veo que ya ha pasado más de un tercio de mi vida, que por un segundo, mientras Vanesa soplaba nuestras velas, sentí un poco de pavor.20160504_175552

Tras esa erizada de piel momentánea, hoy mi mente ha querido divagar en los motivos de aquella desazón repentina y no encuentro una respuesta, si no muchas: el millón de cosas que me quedan por hacer, de experiencias por vivir y la de vivencias que durante 35 años han ido forjando mis recuerdos.

Un año más implica mas tesoros que guardar, nuevas experiencias por sentir (y viejas por repetir) y mucha, mucha vida que vivir.20160504_175806

Me encanta celebrar el día de mi nacimiento, compartir con los míos la ilusión de un número nuevo, pedir deseos a las llamas que consumen las velas, reír, disfrutar de la fiesta y para que mentir… abrir los regalos.

Mientras llega el día para esa fiesta que mi madre está organizando y a la que yo solo voy a contribuir (como ya es habitual) con la elaboración de la tarta, no podemos dejar de disfrutar de las meriendas, o deleitarnos en los desayunos, por ejemplo, con estas magdalenas.20160504_175242

Espero que os gusten!

INGREDIENTES: (15 magdalenas pequeñas o 12 grandes)

3 huevos L

200 gr harina de trigo

140 gr azúcar blanca

100 ml aceite de oliva suave

100 ml leche

4-5 cucharadas soperas de sirope de arándanos

ralladura de 1 limón

1 cucharilla de café de levadura tipo royal

12 ciruelas pasas troceadas

Esta receta es muy básica, es la que más me gusta a la hora de hacer magdalenas porque saben a casera y aguantan muy bien al menos 3 días guardadas en una lata o en una bolsa bien cerrada. (Nunca han durado más tiempo en casa para saber si seguirían tiernas).

El secreto a la hora de preparar unas buenas magdalenas está en el calor del horno y un buen batido de ingredientes, por lo que vamos a preparar la masa usando todo el tiempo las varillas eléctricas. Además tendremos todos los ingredientes a temperatura ambiente.

Disolvemos el sirope en la leche. Reservamos.

Mezclar las ciruelas troceadas con una cucharada de harina. Reservar.

Tamizar el resto de la harina y mezclarla con la levadura. Reservar.

En un bol batimos los huevos hasta que empiecen a crear burbujas. Le añadimos el azúcar y seguimos batiendo con las varillas hasta que se disuelva por completo.20160504_134646

Añadimos el aceite, mezclamos hasta que esté totalmente integrado y después agregamos la leche con el sirope.20160504_134707

Vertemos en la masa la ralladura de limón y mezclamos.

Añadir la harina con la levadura. En este paso, os recomiendo mezclar primero un poco con una cuchara para que la harina se vaya integrando y no salpique cuando metamos las varillas eléctricas para terminar de incorporar.20160504_135029

Por último, añadimos las ciruelas pasas enharinadas y mezclamos.

Es bueno dejar esta masa reposar unos 30 minutos antes de meter en el horno. Si hace calor en la cocina la dejaremos reposar dentro del frigorífico, sino, la podéis dejar en la encimera.

Mientras reposa, preparamos la bandeja para magdalenas colocando una o dos capsulas de papel en el interior de cada hueco, precalentamos el horno a 230 grados con calor arriba y abajo e introducimos la rejilla a media altura para que se vaya calentando también.

Pasado el tiempo de reposo, rellenamos las capsulas de papel, todas con la misma cantidad de masa: unos 2/3.  Podemos espolvorear un poco de azúcar sobre la masa para que el copete de la magdalena tenga una capa de costra más rústica, aunque en este caso a mi se me olvidó ponerlo.20160504_135850

Metemos la bandeja de magdalenas al horno sobre la rejilla y bajamos la temperatura a 200 grados. Horneamos las magdalenas unos 20 minutos, aunque lo ideal es perder el tiempo y quedarnos con la cara pegada al horno embobados viendo como suben y se doran. Cuando la superficie esté doradita, estarán listas y sino te fías mucho de tu vista… siempre podemos pinchar una con un palillo y comprobar si sale limpio.20160504_175112

Buen provecho!

Anuncios

16 comentarios en “Magdalenas de limón y sirope de arándanos con ciruelas pasas

  1. ¡¡Hola Noelia!! A mi no me gusta cumplir años, para qué nos vamos a engañar, implica ser más vieja, ja, ja, pero me encanta la otra cara, recibir regalos y comer dulces, je, je, ¡¡eso si que me gusta!!
    También me gustan tus magdalenas, ¡¡qué jugosas se ven por dentro!! Supongo que el sirope de arándanos ayudará a ello. Además, me encantan las magdalenas casera, y casi ninguna de compra. Tengo una alumna que hace las mejores magdalenas del mundo, pero no me quiere dar la receta porque sabe que la pondría en el blog, pero es que algo tan rico, no puede estar oculto por más tiempo, ja, ja.
    Hoy me gusta todo muchísimo, el que toca dulce, que son magdalenas y las estupendas fotos que te han quedado. Besitos.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Isa!! Yo adoro loss cumpleaños y sobre todo el mío. Alguna de mis tías dice todos los años: “ya no lo celebraras ¿no? Y yo suelto un Sí muy contundente. No se si algún día, cuando tenga hijos quizas, dejaré de soplar las velas pero de momento tengo toda mi ilusión puesta en la fiesta del domingo y en la tarta que me voy a preparar y que espero, me de tiempo a fotografiar para enseñarosla!! Besitos.

      Me gusta

  2. Muchas Felicidades!!!! Tienen una pinta deliciosa y las fotos son muy bonitas enhorabuena!!! 😘 😘 Qué pases un gran día y lo disfrutes con los tuyos. Ya nos enseñarás la tarta!!! Aún te quedan muchos años por delante y muchos sueños que cumplir. Lo bonito de cumplir años es los que quedan por venir.
    Un beso!!!

    Le gusta a 1 persona

    • Tienes roda la razón Ana, recuerdo cuando era pequeña y calculaba: “a los 22 acabaré la carrera, a los 24 tendré un buen trabajo y a los 25 será hora de casarme o al menos, tener hijos”. Jajaja
      Cuado llegué a los 20 esas espectativas me parecían ridículas y a los 35 me siguen pareciendo unas espectativas demasiado aceleradas y sin ponerle fecha aún a algunas de ellas… prefiero seguir disfrutando de cada día y lo que la vida me traiga -y me gane- bienvenido será!!
      Un beso y gracias por pasarte.

      Le gusta a 1 persona

  3. ¡Felicidades Noe! Acabo de ver tu entrada y me alegro porque, además de disfrutar de las magdalenas, he podido felicitarte. Tu tranquila, 35 no son nada, ya ni me acuerdo 😉 Te quedan muchas cosas por hacer y por disfrutar, ese es el mejor regalo que cada día vamos recibiendo ¡Carpe diem! Un beso!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s