Pudin aromatizado con toffee y fresas

En mi filosofía de vida siempre os hablo de disfrutar de las pequeñas cosas,20160204_152350 creo firmemente que los detalles y las minucias diarias nos hacen felices.
Muchos pensarán que esto es solo una excusa para aquellos a los que la vida no les regala grandes momentos que te hagan felices “de verdad”, pero no me importa, cada uno es libre de definir su felicidad como más le apetezca, o le convenga, dicho sea de paso.

Esta mañana mismo, me he sentado sola en una terraza de una cafetería cualquiera, a tomar un café mientras esperaba la hora de hacer la siguiente de mis tareas matutinas, y se han conjurado las estrellas a mi favor y a pesar del día horrible -nublado y ventoso- que tenemos hoy, durante esa escasa media hora se ha calmado el viento y unos rayos de sol han calentado mis mejillas. Si a eso le unimos que mientras tanto he disfrutado de un café delicioso y de un ratito de conversación telefónica con la niña de mis ojos (mi hermana), ahí está mi momento de felicidad infinita de hoy.20160204_152017

Mientras pensaba en este hecho y en como quería plasmarlo en la entrada de esta semana, he sacado del armario una flanera de las de toda la vida, un molde de poca importancia que mi abuela me regaló hace un par de semanas y que desencadenó otro pequeño momento de felicidad y he preparado este pudin, un dulce sencillo donde los haya, riquísimo y perfecto para endulzar la tarde de hoy.20160204_152002

Espero que os guste!

INGREDIENTES: (para 8 personas)

Para el pudin:

4 Huevos camperos

1/2 litro de leche semidesnatada

150 gr de miga de pan

150 gr de azúcar

1 cucharada de semillas de cardamomo

1 cucharada de jengibre rallado

1 rama de canela

piel de 1 limón

Mantequilla para untar el molde

Para el toffee:

6 cucharadas soperas (unos 85 gr) de azúcar blanca

150 ml nata con 35% materia grasa

2 cucharadas de agua

1 cucharilla de café de sal y otra de pimienta negra molida (opcional)

Fresas para acompañar

 

La receta es muy sencilla, más difícil de explicar que de hacer, así que no perdáis detalle!

Para elaborar este postre es importante aromatizar bien la leche con la que lo vamos a preparar, esto le dará un sabor especial al pudin, si no, tendremos solo un pudin de pan corriente.

Por lo que en primer lugar vamos a calentar en una olla baja la leche a fuego medio-bajo con la rama de canela, la piel de limón, las semillas de cardamomo abiertas o partidas con un golpe. En cuanto la leche comience a hervir, bajamos el fuego al mínimo, añadimos el jengibre rallado, cocinamos un par de minutos más y retiramos del fuego, dejando reposar hasta que la leche esté templada.20160204_132919

En un bol grande, ponemos la miga de pan troceada en dados de 1 cm aproximadamente. Yo he utilizado unas rebanadas de pan de pueblo que tenía de ayer y les he quitado la corteza superior para evitar el color oscuro de la misma, pero si usáis otro tipo de pan con la corteza más fina podéis incorporarla.

Con la ayuda de un colador, volcamos la leche templada y aromatizada sobre el pan, evitando así que caigan especias o algún grumo en el pan. Mezclamos bien, para que el pan se empape bien con la leche y dejamos reposar un par de minutos.20160204_133229

Mientras tanto, batimos los huevos con el azúcar, hasta que quede completamente disuelto.

Añadimos los huevos batidos al bol del pan y mezclamos todo con una varilla manual o un tenedor. Si queréis una mezcla más fina podéis pasarlo por la batidora, aunque a mano no suelen quedar grumos.20160204_134928

Engrasamos la flanera por dentro con un poco de mantequilla, vertemos la masa del pudin en ella (con cuidado de no llenarla hasta el borde), la tapamos y sellamos con los cierres. Introducimos la flanera en la olla exprés o rápida y por un lateral añadimos agua hasta cubrir un poco menos de media flanera (unos 3 cm de alto).20160204_135230

Ponemos la olla al fuego con su tapa y en cuanto suba la válvula dejamos hervir 15 minutos en la olla rápida o 22 en la olla exprés.

Esta forma de cocinar el pudin o cualquier flan al baño maría es mucho más rápida que si lo hacemos en el horno, solo hay que tener en cuenta tres cosas:

  • el uso de una flanera con tapa anti-derrame, para que cuando comience a hervir el agua, no se salga el pudin y no entre agua en la flanera.
  • utilizar una olla a presión que tenga unos 2 o 3 cm más de diámetro que la flanera, para que cuando la flanera trate de volcarse por la fuerza del agua hirviendo, solo tenga espacio para girar un poco pero nunca para que se tumbe
  • y por último, hay que medir bien la cantidad de agua que ponemos en la olla, esta debe cubrir el fondo y subir unos dos centímetros, cubriendo poco menos que la mitad de la flanera, observando siempre que esta no flota en el agua.

Una vez que el pudin esté cocido, esperamos que la válvula de la olla baje para poder abrirla, sacamos la flanera de la olla, destapamos usando guantes de cocina o un paño para no quemarnos y dejamos templar unos 10 minutos.

Volcamos el flan sobre el plato en el que vayamos a servirlo y dejamos que termine de enfriar.

Hasta aquí un pudin especiado muy sabroso por si solo, pero si queréis acompañarlo de algo más… vamos a por el toffee salado y picante.

En un cazo a fuego medio ponemos el azúcar y el agua a calentar, moviendo de vez en cuando con una cuchara de madera. Dejamos cocinarse el azúcar hasta que caramelice.

Calentamos la nata en el microondas sin que llegue a hervir pero que alcance una buena temperatura. Es importante hacer esto porque el caramelo alcanza una temperatura muy alta, y si añadimos la nata sin calentarla previamente el contraste tan alto de temperaturas hace que la nata hierva mucho y muy deprisa y puede salirse del cazo e incluso salpicar y provocar quemaduras.

Por lo que, con mucho cuidado y despacio, cuando el caramelo alcance su color marrón, lo retiramos del fuego y sin dejar de remover añadimos, poco a poco, la nata caliente. Ya tenemos nuestra salsa de toffee lista, pero si queréis darle un toque especial y que la salsa contraste con el pudin, una vez preparada añadimos una cucharilla de café de pimienta negra molida y otra de sal gruesa. Mezclamos bien y ahora si, dejamos enfriar la salsa.20160204_133631

Ya solo nos queda servir: para las fotos he colocado las fresas limpias y secas, con su rabito y todo, junto al pudin y he regado este con un poco de salsa de caramelo. Pero la mejor forma de comerlo si queréis mi opinión, es poner la porción que nos vayamos a comer en un plato individual, picar un par de fresas en dados pequeños y mezclarlas con unas cucharadas de salsa de toffee y después volcar todo sobre la porción de pudin.

De una forma u otra, os animo a probar esta receta,20160204_152248

Buen provecho!!

Anuncios

12 comentarios en “Pudin aromatizado con toffee y fresas

  1. Coincidimos plenamente… no es lo mismo una preparación común, chata, con sabores neutros que una maravillosa combinación de sabores, aromas y colores como la que nos acabas de mostrar.
    Los pequeños detalles son los que hacen la diferencia, los que alegran el alma, los que nos hacen decir que vale la pena estar vivos.
    Saludos.
    Christian.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Christian!! En los pequeños detalles está la clave de la felicidad y en este caso la frescura del cardamomo y el jengibre con la intensidad de la canela; y el toffee tan dulce normalmente con ese toque salado y picante… ¿se nota que me estoy comiendo un trocito ahora mismo? Jajaja. Un besote!!

      Le gusta a 1 persona

  2. ¡¡Hola Noelia!! Yo estoy contigo en que la felicidad está en las pequeñas cosas. Está más que demostrado que la felicidad constante no existe, todos pasamos por experiencias que nos entristecen enormemente, así que el gran misterio de la felicidad, está precisamente en aquellas cosas que nos hacen felices aunque sea por cinco minutos. ¡¡Y afortunadamente de esos hay muchos!! Por lo menos en mi caso. Es cierto que hay otras que son tan malas y graves que piensas que es imposible que con esos sucesos puedas ser feliz, pero de todo se sale, aunque no se repare y no se olvide. Por eso hay que aprovechar los buenos momentos, para cuando vengan los malos o sus recuerdos.
    Por ejemplo, yo soy inmensamente feliz cuando veo un postre, aunque sea por foto, ja, ja. Y me alucina como te las ingenias para cocinar dulces sin necesidad de horno, que sabes que hay una gran mayoría de postres que son al horno y si no nos sentimos un poco limitados. Pero ahí estás tú, sacando ingenio y con un resultado excelente. Recuerdo cuando veía estos moldes con tapa y que nunca sabía qué demonios hacer con eso. Una vez mi madre me explicó que eran para la olla exprés, y con el miedo que me daban esas ollas, me dije que nunca usaría uno de esos. Ahora, por fin, con las ollas rápidas me quité el miedo a que una olla exprés me estallara, y ahora me encantaría tener una flanera de estas con tapa. ¡¡Me encantan!! Y más si es un regalo de tu abuela, ¡¡una auténtica joya!!
    Y como no, me encanta este pudin tan aromático, con esa salsa de toffee, ¡¡me la comería a cucharadas!! Me gusta muchísimo la textura de flanes y pudínes. ¡¡A mi me pones ración doble que esto entra sin sentir!! Besitos.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Isa, la instalación del horno está tardando mas de lo que gustaría, al ser una casa de alquiler, no puedo hacer las cosas cuando yo quiera así que hay buscar la forma de preparar algun dulce sin el ansiado horno!!. Entiendo tu reticencia a la olla express, yo también tengo una rápida aunque antes enncasa de mis padres usaba la otra. Recuerdo dos cosas que me hacían tenerle un poo de miedo, una de ellas es que a la madre de una amiga le estalló una vez la olla con un puchero dentro y menos mal que no habia nadie en la cocina, pues además de aparecer garbanzos por todas partes, la tapa al saltar dejó señal de su paso en el techo!!! Cuando lo vi me impresionó mucho; y para colmo, estando en la facultad visité con unas amigas una pagina web que se llamaba eldiadetumuerte.com (no se si aún existe) en ella respondias a unas preguntas y te decía en plan coña de Halloween cuando y como moriría, mi resultado fue que me estallaria la olla express en la cara!! Jajajaja
      Anecdotas aparte, utilizo mucho la olla rápida, y estoy investigando como hacer un bizcocho en ella… ya veremos como sale!! Besitos!

      Me gusta

    • Gracias Patri!! Las fotos en esta ocasión han sido toda una proeza, hacía muchísimo aire ese día en mi patio y las fresas no se quedaban quietas, jaja. Pero fue divertido correr tras ellas y volver a lavarlas y colocarlas. Un besazo!!

      Le gusta a 1 persona

    • Gracias Maribel, las especias le dan un toque muy fresco que contrasta muy bien con la salsa, y si no te gusta mucho el toffee siempre puedes cambiarlo por caramelo líquido, o sirope de chocolate, ya sabes para gustos… me alegro de que te haya gustado!! Un besazo

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s