Canapés navideños II

Cada vez falta menos para Navidad y en los blogs y páginas web de decoración, comida, moda, eventos… se nota muchísimo.20151210_170849

Todos están centrados en las proximidad de las fiestas y yo soy también de esa clase.

Se acerca la época del año en que más excusas tenemos para celebrar: las reuniones familiares, las comidas y cenas de empresa, las quedadas con amigos, la cena de noche buena, fiesta de fin de año, y un largo etcétera de eventos que nos alegran el invierno.20151210_170216

Si hay algo común en todas estas celebraciones que hacemos alrededor de una mesa son los canapés o aperitivos; o acaso ¿me podéis negar que independientemente de como acabe la velada, la antesala siempre es de lo mejor?

Una boda no sería igual sin esos aperitivos que amenizan la espera de la llegada de los novios al salón de celebraciones, una cena navideña pierde parte de su encanto si no entramos en “modo festivo” con una copa de vino y unos canapés mientras se reune toda la familia o se termina de poner la mesa. Por eso, en el recetario navideño de este blog, no podían faltar, una vez más, los canapés.

En casa, solemos recurrir para estos bocados, a los panecillos crujientes, voulovanes o tartaletas; y mezclar patés y cremas con confituras y frutos para rellenar. Es una forma rápida y sencilla de tener los canapés listos en poco tiempo. El problema es que este tipo de aperitivo hay que montarlo justo antes de comer, para que no se ablande la canastilla o se seque demasiado el relleno.20151210_165655

Por lo que este año, os propongo unos bocados que podemos dejar listos a primera hora de la mañana, incluso presentados en las bandejas de servir, siempre y cuando las tapemos bien con film transparente y los guardemos en el frigorífico para que no se estropeén hasta la hora de la cena.

Espero que os guste!

INGREDIENTES:

Huevos rellenos con paté de cerdo ibérico y langostinos (Para 8 canapés)

4 huevos cocidos y pelados

16 langostinos crudos

2 cucharadas rasas de mantequilla con sal

1 tarrina (unos 80 gr) de paté de cerdo ibérico

Derretimos la mantequilla en una sartén y añadimos las cabezas de los langostinos, rehogando bien durante unos 3 minutos.

Pasamos la mezcla por la batidora y después por un colador. Nos quedará una crema rosada que al enfriarse se transforma en una mantequilla con sabor a marisco. Reservamos.

Cocemos los langostinos pelados en medio litro de agua hirviendo con una cucharadita de sal durante 2 minutos. Reservamos.

Cortar los huevos cocidos por la mitad en horizontal, y le retiramos la yema.

Preparamos el relleno de los huevos mezclando las yemas trituradas con un tenedor, el paté, la mantequilla de marisco y la mitad de los langostinos cocidos y picados muy pequeños

Con una cucharilla rellenamos los huevos cubriendo no solo el hueco que dejaron las yemas, sino también la superficie, colocamos un langostino cocido sobre cada huevo relleno y espolvoreamos un poco de estragón fresco picado por encima.20151210_170148

Bocados de piquillos con crema de queso y frutos

5-6 pimientos del piquillo

3 cucharadas soperas de crema de queso natural

3 cucharadas soperas de crema de queso con nueces

4-5 ciruelas pasas deshuesadas

2 vasos de caldo concentrado de pollo

sal marina con trufa y aceitunas negras (o la sal en escamas que más os guste).

1 sobre (6 gr) de agar- agar

En primer lugar escurrimos bien los pimientos del piquillo y los salteamos 5 minutos en aceite de oliva virgen a fuego medio bajo. Reservamos sobre papel absorbente para que suelten todo el aceite sobrante. Después los trituramos con la ayuda de la batidora. Si es demasiado espeso y no podéis molerlo bien, añadir unas cucharadas del caldo de pollo. Pasamos el puré por un colador para retirar posibles semillas o grumos que haya en la crema de pimientos.

Separamos medio vaso de caldo de pollo frío y diluimos en él, el agar agar.

Calentamos el resto del caldo y cuando empiece a hervir agregamos el vaso con el agar agar y dejamos cocer durante dos minutos. Retiramos del fuego y agregamos el puré de piquillos colado, mezclamos bien.

Disponemos en una superficie lisa varios moldes de silicona: yo he usado moldes para magdalenas y uno rectangular. Rellenamos el fondo de los moldes, no más de 3-4 mm de grosor y dejamos que se haga la gelatina.

Mientras se cuaja la gelatina, en un bol mezclamos los dos tipos de queso y le añadimos las ciruelas pasas troceadas.

Para servir estos canapés podemos colocar una lámina de gelatina sobre una tosta de pan y encima la crema de queso y ciruelas, o bien extender la crema de queso sobre rectangulos de gelatina y después enrollar a modo brazo de gitano, que después cortaremos en rodajas de un solo bocado.

Por último, vertemos unas gotas del aceite donde confitamos los pimientos por encima y  espolvoreamos  un poco de sal en escamas. Yo he usado la sal marina de Delicius de Día, aromatizada con trufa y aceitunas negras, que aporta un extra de sabor a la gelatina.20151210_165648

 

Estos últimos aperitivos los he servido sobre unas rebanadas de pan rústico tostado, sobre todo para poder manipularlos con mayor facilidad para fotografiarlos, pero siempre podéis cuajar la gelatina directamente sobre una cucharilla especial para canapés y después poner le resto de ingredientes encima.

Buen provecho!!

 

Anuncios

3 comentarios en “Canapés navideños II

  1. ¡¡Hola Noelia!! Yo soy de las que se inflan a canapés en las bodas y luego y ya no como nada hasta el postre. Es que hay que dejarse hueco para el postre, ja, ja. ¡¡Pero es que me encantan los canapés y comer sólo con ellos!! Así que ¡¡me han encantado los tuyos!! Y oye, sí que los veo apropiados para prepararlos con tiempo, ¿no? Cuando peor quedan es cuando utilizamos pan tostado para presentarlos, pero en este caso no hace falta. El de huevos no lo necesita y el de piquillos, como bien dices se pueden presentar en cucharas o cambiar el pan por cuadraditos de pan de molde que no reseca y queda muy jugoso. ¡¡Me quedo con los dos!! Besitos y feliz finde. 🙂 🙂 🙂 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Isa, yo soy de las tuyas, me encantan los canapés aunque después no me queden ganas de nada más. Estos se pueden dejar lostos incluso la noche, los huevos al no llevar mayonesa ni ninguna salsa que se oxide, así que guardado en un taper aguantan muy bien. Y la gelatina le pasa igual, solo hay que taparlo bien para que no se reseque el queso y servirlo como más guste a cada uno. Además los sabores son diferentes, el dulce de las ciruelas con la sal de trufa y los pimientos, y la crema de pate de cerdo con langostinos contrastan muy bien. Un besito y a disfrutar del fin de semana!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s