Juego de blogueros 2.0. Sopa de pepino y texturas de remolacha

Me encanta cuando la cocina se transforma en una mezcla entre un loco laboratorio químico y un aula de arte de un colegio de primaria.20150605_180026

La encimera llena de tarros y distintos tazones donde he ido probando el sabor de la sopa de pepino y las mesas rebosando de distintas texturas de remolacha; algunas, debo admitir: muy bonitas pero insípidas o extremadamente malas. Hasta que el auto-aprendizaje, algunas horas pasadas delante de la caja tonta y la búsqueda incansable en Internet han dado sus frutos.

Hace tiempo que el calor advertía de la inminente llegada del verano y mi cocina fue la primera en notarlo, mucha más fruta de lo habitual en la encimera, el frigorífico lleno de tomates, pepinos, jarras de té frío; helados en el congelador y en la despensa nada de verduras: todas al cajón del frigo!!Logo juego de blogueros azul fondo transparente blog 400x272px

Por lo tanto, cuando el ingrediente elegido para el Juego de blogueros 2.0, que tiene su gran día una vez más a final de mes, fue la remolacha, pensé que era un elemento perfecto para un refrescante gazpacho, pero como pasa siempre en mi cocina, la mente empieza a divagar, las manos automáticamente ponen sobre la mesa de trabajo ingredientes, afines o no al elemento principal, y el cuerpo sigue el ritmo marcado por la necesidad de probar cosas nuevas y cuando me quiero dar cuenta el laboratorio está trabajando a pleno rendimiento.20150605_175635

Cuando el plato está listo, la cocina intenta volver a su ser, pero llega ese pequeño artista que nunca consiguió aflorar en mi, ese pintor que quedó relegado al olvido cuando una niña de no más de 6 años prefería millones de palabras y números antes que dibujos, música o ensuciarse las manos de arcilla; y todo vuelve a ser un caos, platos pintados con brochazos dulces y salados, corta-pastas, heladeras, moldes y boquillas repartidas por todas partes para darle forma a esa elaboración principal que hay que servir en la mesa de forma vistosa y (a ser posible) original.20150605_180006

Vosotros me diréis si tanto invento, a tenido buen final o no, pero debo reconocer que disfrutamos mucho en la cocina el día de elaboración de este plato, remolacha salpicada por rincones insospechados, un hombre/niño llevándose a escondidas dados de gelatina, brochetas de queso y metiendo la cuchara allá donde yo no alcanzaba a verlo para después, como quien no quiere la cosa, soltar un “este está más rico” o “haz echo muy pocas brochetas”.

Ahora, antes de explicaros la receta, qué os parece si nos pasamos por el resto de blog participantes en el reto. Este mes somos muchos y estoy deseosa de ver las elaboraciones de todos y cada uno de ellos, aquí van los enlaces:

Rosamary: https://alacartemenus.wordpress.com/

Carlota: https://articuina.wordpress.com

Fran: https://cocinaryacomer.wordpress.com/

 

 

INGREDIENTES:

1.- Para la sopa de pepino:

4 pepinos

2 yogures desnatados cremosos de limón

2 cucharadas soperas de mascarpone o queso crema

2 dientes de ajo

15 ml aceite de oliva virgen extra (mejor uno afrutado)

6 ml de vinagre de manzana o de sidra

2 cucharillas de café de sal de mesa

2.- Para el gazpacho de remolacha:

1/2 kg de tomates maduros

1/2 kg de remolacha cocida

1 pimiento verde grande

1-2 dientes de ajo

30 ml de aceite de oliva virgen extra

15 ml de vinagre de módena

10 gr sal

Para el montaje necesitamos:

1 sobre de gelatina neutra en polvo o 6 láminas de gelatina neutra

1 ramillete de hierbabuena fresca

1 queso fresco pequeño (con sal)

Como os decía al principio, la elaboración es muy sencilla, vamos a crear una sopa de pepino y un gazpacho de remolacha, dos sopas-cremas frías que pueden comerse (o beberse) por separado, o incluso podemos integrar todos los ingredientes y hacer una única sopa de pepino y remolacha.20150605_175707

Estas a su vez, podemos acompañarlas con distintos ingredientes y servir en boles para comer con cuchara. Por ejemplo, el gazpacho de remolacha queda genial con unos picatostes de pan y anchoas troceadas, o la sopa de pepino acompañada de unos dados de queso fresco o burgos con huevo hilado.

Vamos a cocinar:

Con la sopa de pepino vinieron los primeros experimentos, todas las recetas que he encontrado llevan yogur griego en la misma medida que el número de pepinos y como el yogur griego no me gusta y la sopa salada de yogur tampoco, modifiqué las cantidades, el tipo de yogur y le añadí el queso para suavizar el sabor. El resultado es una sopa muy fresca, ligera, con un intenso pero suave sabor a pepino.

Pelamos los pepinos y los troceamos, los disponemos en un bol o en la jarra de la batidora y le añadimos el ajo pelado, el yogur, el queso y un chorrito de aceite de oliva.20150605_120936

Trituramos bien con la batidora hasta tener una crema ligera y sin grumos.

Le añadimos sal y vinagre. Estos dos elementos yo los dejo siempre para el final porque de este modo puedo ir probando el sabor y rectificar a gusto de cada uno las cantidades.

Cuando tengáis la sopa lista la guardamos en el frigorífico hasta el momento de servir. Podéis pasarla por un colador para que la vista de la sopa sea más fina, pues tendrá una textura grumosa, aunque si la coláis ya veréis como era solo el aspecto, que en realidad no queda ningún desperdicio en el colador.

Ahora pasamos a preparar el gazpacho de remolacha: en este caso si es necesario pasarlo después por un colador, porque la remolacha puede dejar hebras que molestan a la hora de beber y como vamos a preparar unas gelatinas con el gazpacho, necesito que quede lo más fino posible.

Disponemos en la jarra batidora los tomates limpios y troceados, la remolacha cocida escurrida, los dos dientes de ajo pelados y el pimiento verde limpio y sin pepitas y un buen chorro de aceite de oliva. Trituramos hasta tener una crema homogénea y agregamos el  vinagre y la sal al gusto.20150605_124924

Si el gazpacho os ha quedado demasiado espeso, le añadimos un chorrito de agua fría y volvemos a batir unos segundos más.

Pasamos la mezcla por un colador, y reservamos la mitad del gazpacho en el frigorífico.

Con la otra mitad vamos a preparar gelatinas de gazpacho. (Otra vez a experimentar)

Normalmente para que las gelatinas queden más rígidas y manejables utilizo agar agar, pero para que este haga efecto necesitamos que el líquido, en este caso el gazpacho hierva unos minutos; y si hacemos eso el tomate empezará a cocinarse y el sabor del gazpacho cambiará por completo (lo probé y el sabor era horrible).

Por lo que vamos a prepararlo con gelatina neutra en polvo:

Para un litro de gazpacho apartamos un vasito del líquido y le añadimos 1 sobre de gelatina, la dejamos reposar unos 10 minutos para que esta se hidrate y después removemos bien con una cuchara para disolverla.

Vertemos el resto del gazpacho en un cazo y calentamos a fuego medio, removiendo de vez en cuando para que se temple sin que llegue a evaporarse y no hierva. La temperatura ideal será cuando al introducir el meñique, tenga la temperatura ideal del agua para darnos un baño, es decir, unos 36-38 grados si la medimos con un termómetro de cocina. Entonces añadimos el vaso de gazpacho con gelatina, removemos bien y apartamos del fuego.20150605_130324

Vertemos la mezcla en un cuenco cuadrado o rectangular de forma que nos quede un centímetro de espesor aproximadamente y dejamos en el frigorífico una hora o hasta que se haya solidificado.

Cuando la gelatina esté lista solo tenemos que desmoldarla y cortar dados para montar el plato. Como veis en las fotos, yo corté también algunas gelatinas con corta pastas para darles otras formas.

Y a servir como más os guste:

1. Cuenco de sopa de pepino con un chorrito de gazpacho líquido en el centro de esta.20150605_180207

2.- Sopa de pepino con dados de gelatina en el interior.20150605_180248

3.- Un plato de gelatinas regados con sopa de pepino20150605_180032

4.- Sopa de pepino con mini brochetas de gelatina y queso fresco. Con un poco de pimienta de colores y hierbabuena picada.20150605_180244

Les espolvoreamos un poco de hierbabuena fresca picada por encima o unas hojas enteras para decorar y listo.

Buen provecho!

Notas:

1. Si utilizáis láminas de gelatina en vez de gelatina en polvo, solo hay que hidratarlas en agua fría unos 10 minutos, después las escurrimos y añadimos al gazpacho tibio, removemos bien y a reposar en el molde.

2. En las fotos podéis ver que solo hay una brocheta con queso, y es que con tanta “cata” no quedó ni una brocheta viva que fotografiar.

Anuncios

27 comentarios en “Juego de blogueros 2.0. Sopa de pepino y texturas de remolacha

  1. Me encantan tus versiones de la sopa fría con remolacha.. no sabría con cuál de ellas quedarme así que, lo mejor será empezar con la primera y a ver hasta dónde aguanta el cuerpo 😉 Aunque con el calor que hace y el aspecto tan refrescante igual hay que preparar alguna más!. Estupenda receta, felicidades!
    (y lo divertido -y nada estresante- que es intentar hacer algo en la cocina cuando el caos y los cacharros se han adueñado de ella, los comensales se empeñan en probar todo, la radio se desintoniza y los perros quieren salir a pasear y probar de todo al mismo tiempo) 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. Es que el hecho de experimentar en la cocina y ver que salen platos como estos suyos es lo mejor.
    Te han quedado de lujo todas las presentaciones. No sabría con cuál quedarme. Todas resultan apetitosas y atractivas. Fresquitas y ricas.
    Enhorabuena 🙂
    Besos

    Le gusta a 1 persona

  3. ¡¡Hola Noelia!! ¡¡Guau!! ¡¡Pero qué sensación más refrescante con solo ver las fotos!! Con qué acierto has mezclado estos ingredientes. Con lo apetecible que es ahora este tipo de recetas, tan frescas y llenas de vitaminas, y nos traes un 2×1 fantástico. Los dados de gelatina me han encantado, le dan un color extraordinario a la sopa, a parte de que tiene que estar riquísimo. ¡¡Me encantaría probar todo!! Como nos das a elegir, yo me quedo con la sopa de pepino con dados de gelatina en su interior. Visualmente me ha encantado, así que me la llevo. Besitos.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Isa, esa es la que más me ha gustado a mi también! El cuerpo agradece mucho estas cosas tan frescas y ligeras cuando hace calor, y ya sabes, nunca cocino expresamente para el blog, a pesar de participar en este juego que tanto me gusta, cuando elegimos ingrediente siempre pienso en que me apetece comer con el, o que le gusta a mi familia que lleve ese elemento dentro y así, tenga mejor o peor éxito la receta en el blog, en casa lo disfrutamos igual. Te veo mañana y a ver si me da tiempo a subir una cosilla que tengo por ahi para cumplir con mi jueves. Un beso!

      Me gusta

    • Te animo a hacerlo Ligia, los ingredientes son muy sencillos, es rápido de preparar y lo bueno es que puedes agregar más o menos pepino y remolacha según tus gustos, igualque a la hora de aliñar las dos cremas. Si lo pruebas me cuentas que tal!! Besitos.

      Le gusta a 1 persona

  4. ¡Que bien queda la combinación blanco-rojo! ¡es pura alegría! Además de la vistosidad Noe, la versatilidad de la receta me gusta mucho, pudiendo adaptarla al momento, necesidades y gustos ¡un gran acierto! me alegra saber que tienes una cocina interactiva, con catadores silenciosos pero comentarios contundentes 😉 Un beso!

    Le gusta a 1 persona

  5. Qué rica esa cremita Noelia, súper refrescante para este tiempo 🙂
    Me ha encantado, además con esas texturas de remolacha, toda una explosión en la boca, debe de estar increíble. Un besito grande y nos vemos en la próxima recetaaa 🙂 Muak

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s