Tarta de calabaza y moka

No, no me he vuelto loca.

Y no, no me he equivocado de fecha.

Se que las recetas que contienen calabaza son típicas de los meses de otoño, de la festividad de todos los santos y sobre todo de la noche de Halloween. Pero puesto que hoy en día podemos encontrar calabazas en el mercado en cualquier fecha, no tendréis problema si decidís probar a elaborar esta receta.DSC05073

Lo cierto es que esta entrada os llega por necesidad más que por cualquier otro motivo. Mi padre todos los veranos siembra calabazas, una variedad portuguesa de calabaza gigante (la más pequeña no baja de los 10 o 12 kilos). Es una variedad muy sabrosa y carnosa, perfecta para cocer y hacer al horno.

Pero claro, una calabaza tan grande…

La mejor forma de conservar este gigante de la naturaleza es dejándolas en el huerto. Eso es, cuando alcanzan su punto de madurez, las raíces y hojas que las han alimentado y protegido durante el verano comienzan a morirse, y nuestras calabazas se quedan solas en medio de una tierra aparentemente baldía, como si alguien las hubiese colocado a posta. Pues si no vas a comerlas pronto, lo mejor para que se conserven en buen estado, es dejarlas en ese mismo lugar donde han crecido y aguantan meses!!.

Este pasado fin de semana, dimos muerte a la última de las calabazas sembradas el verano pasado, y me tocó una porción de más de dos kilos!!

Un trozo al caldo de verduras, otro para hacer puré, una cena a base de calabaza a la plancha o gratinada en el horno… hasta que crees que tu cara está tomando color anaranjado y aún así  la pieza no se termina; y decides elaborar alguna receta para poner fin a la ingesta masiva de calabaza.

Como solución a esta necesidad surgió esta receta.20150211_170603

Espero que os guste!!

INGREDIENTES:

1kg y 1/2 de calabaza cruda (limpia y sin pipas)

370 g leche condensada (1 lata pequeña)

2 sobres de gasificante o 1 de levadura química

4 huevos

Ralladura de 1 limón

1 rama de canela

1 cucharilla de canela en polvo

1 cucharada sopera de jengibre

2 clavos

Con la lata de leche condensada como medida:

1 lata de leche

1 lata de azúcar

1 lata de harina

1/4 lata de aceite de girasol

Para la crema de Moka:

1 bote de crema de cacao tipo Nutella

3 Cucharadas de leche evaporada

1 cucharada sopera de café soluble

1 dado de mantequilla (10 g)

Precalentar el horno a 170 grados con calor arriba y abajo.

Cortar la calabaza limpia en dados de unos 2 centímetros y cocerla en abundante agua con la sal, la rama de canela, canela en polvo, jengibre rallado y los dos clavos hasta que esté blanda.

Apartar a un escurridor, sacar la rama de canela y los dos clavos y dejar enfriar en el escurridor para que vaya perdiendo el agua sobrante.20150211_134535

Cuando esté totalmente fría aplastar un poco con la ayuda de una espumadera para que quede lo más seca posible y triturar con la batidora hasta tener un puré fino. Reservar.

En un bol mezclar la leche condensada con la leche y el azúcar.

Tamizar la harina con la levadura o gasificante y agregar.20150211_140913

Añadir los huevos uno a uno, mezclando para que se integren completamente antes de añadir el siguiente.

Por último, agregar el puré de calabaza y la ralladura de limón.20150211_141505

Engrasar y enharinar un molde desmoldable de 30 cm de diámetro y verter la masa.

Yo he cubierto el fondo del molde con papel de hornear porque la tarta sale bastante grande y no quería arriesgarme a que se rompiera al sacarla del molde.

Horneamos 1 hora. Si durante la cocción la capa superior se dora demasiado pronto podéis taparla con papel de aluminio hasta que termine el tiempo de horneado.

Dejar reposar y no desmoldar hasta que no esté totalmente fría.20150211_164948

Podéis comprobar que al sacarla del horno baja un poco su volumen, y es que la textura final de la tarta será parecida a la de un pudin húmedo.

La tarta es sabrosa por si sola así que si no queréis poner la crema de moka o la preferís de otro sabor seguro que también estará deliciosa.

Yo he preparado la crema usando un tarro de crema de moka,que compré en Lidl pero si no lo encontráis, en los ingredientes os he dejado los datos para hacer la crema casera:

Calentamos en el microondas un tarro de Nutella o Nocilla, para que se ablande un poco. Reservar.

Disolvemos el café soluble en la leche evaporada caliente y lo añadimos a la Nutella, mezclamos bien hasta tener una crema homogénea y agregamos un pequeño dado de mantequilla blanda para que se derrita dentro de la crema y le dé un poco de brillo.20150211_164807

Vertemos la crema por la superficie de la tarta y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Además podéis decorar como más os guste, en este caso, le he puesto unas lascas de chocolate blanco.

Si os sobra tarta, podéis conservarla en la nevera hasta 4 días en un taper bien cerrado sin que se estropee. DSC05069

Salen unas 12 porciones grandes, así que es una buena solución para una merienda masiva.

Buen provecho!!

Anuncios

9 comentarios en “Tarta de calabaza y moka

  1. Hola, lo confieso, yo también horneo postres de calabaza en otras estaciones, jejejeje. No tenía ni idea de lo del campo. Ahí, donde han crecido se conservan meses, menos mal porque si no te veo comiendo calabaza para desayunar, comer, merendar, … aunque a mí con lo que me gusta no me importaría nada. La tarta tiene muy buena pinta, habrá que probarla. Un beso.

    Le gusta a 1 persona

  2. Me encanta que sigas sacando recetas con calabaza. Y mas una tan rica como ésta 🙂
    Es un ingrediente al que me he aficionado hace relativamente poco, pero es tan sabrosa y sirve en tantos platos, que cualquier época en que puedas encontrar una buena es una ocasión ideal para utilizarla.
    Felicidades por la receta 🙂

    Le gusta a 1 persona

  3. ¡¡Hola Noelia!! ¡¡Vaya pinta tiene!! Me gustan un montón las preparaciones con calabaza especiada, le da un sabor riquísimo a todos los postres. ¡¡Qué bueno!! Es imposible que con los ingredientes que lleva no esté más que delicioso. Este tiempo atrás también me dieron un montón de calabazas y ya no sabía qué hacer con ellas. Escarché alguna, pero como lleva tanto trabajo no escarché todas e hice los donuts de calabaza, las siguientes las hice en cremas, otras las tuve que regalar a su vez, y las últimas ya las comimos asadas al horno con azúcar moreno y canela, que es como más me gusta, pero como tú dices, hasta cierto punto, ja, ja. Pero ya que me las regalaron…
    Seguro que el año que viene cuando quiera hacer algo con la calabaza, no me regalarán ninguna y la tendré que comprar, ja, ja. Besitos y feliz fin de semana.

    Le gusta a 1 persona

    • Jajaja, me acordé de ti mientras preparaba el post por una entrada que publicaste de patatas del huerto de tu padre, si no recuerdo mal y que te pasaba lo mismo con la “sobre producción” casera de patatas. La verdad es que esta tarta me ha gustado más que la que preparé en Hallowen y por cierto, que ricos tus donuts de calabaza!! Un beso y mejor fin de semana a ti también.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s